Los delitos de tráfico de drogas se duplicaron entre enero y septiembre

La operación de Orillamar permitió a la Policía incautarse de varios kilos de droga | quintana
|

La percepción general de los vecinos y las asociaciones es que cada vez hay más droga en la calle y las últimas estadísticas del Ministerio de Interior parecen apuntan a una mayor actividad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado contra esa lacra. Es todo un cambio después de años en los que la cifra de delitos de narcotráfico no dejaba de bajar, a pesar de que el consumo subía. Según Interior, de enero a septiembre de este año se contabilizaron 25 de este tipo de delitos. Puede parecer una cifra pequeña, pero ya es el 92% más (es decir, casi el doble) que los que se registraron el año pasado.
Por otro lado, A Coruña es la única gran ciudad en la que ha subido este delito de una forma tan llamativa. Por ejemplo, en Vigo cayó ligeramente con respecto al mismo período del año anterior, pasando de 52 a 47. En poblaciones emblemáticas como Vilagarcia de Arousa, la estadística pasó de cinco a siete aprehensiones. 
Hay que precisar que muchas de estas actuaciones son fruto de operaciones conjuntas de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional como el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil, que suelen trabajar juntos sobre todo en las grandes aprensiones.
La más importante del año tuvo lugar en las viviendas sociales de Orillamar el 22 de junio: 30 personas detenidas (diez de ellas mujeres), siete kilos de hachís, dos kilos y medio de cocaína y otro de heroína y veinte registros domiciliarios (cinco en otras viviendas de Monte Alto). A los investigados se les atribuyen diversos delitos: tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y, a algunos, tenencia ilícita de armas. Todo el barrio se había convertido en su territorio.    
Otros delitos 
En cuanto a los robos en domicilios, uno de los delitos que más inseguridad generan en la población, se mantiene estable, con 191 viviendas allanadas de enero a septiembre, solo tres menos que en el mismo periodo de 2017. Algo parecido ocurre cuando se suman estos robos con fuerza a los que tienen lugar en establecimientos comerciales y otras instalaciones: la cifra se mantiene estable, rondando los 380. 
En cambio, los atracos descendieron un 19%, lo que quiere decir que se cometieron 125 en la ciudad de enero a septiembre. En el lado negativo, los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se incrementaron, pasando de 33 a 38, y las agresiones sexuales con penetración pasaron de un único delito en los tres primeros trimestres de 2017 a cinco en el mismo período de este año. l

Los delitos de tráfico de drogas se duplicaron entre enero y septiembre