Cáritas alerta de que 500.000 gallegos sufren exclusión social

El Ideal Gallego-2014-12-12-007-3a0595f5_1
|

La crisis no ha creado la exclusión social. Ya estaba ahí. La depresión económica solo ha acentuado la dinámica en la que se encuentran  174.000 hogares gallegos, (500.000 personas), un 17,9% del total. Ése es uno de los aspectos en los que ha incidido Guillermo Fernández, miembro del comité técnico de la Fundación Foessa, durante la presentación del VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en Galicia. El acto tuvo lugar en la Fundación Barrié de la Maza y en él también estuvieron presentes el director de la entidad, Javier López, y Javier García, representante de Cáritas diocesana de Santiago.
López recordó la figura de Carmela Arias, y cómo en 2009 predijo que la crisis provocaría un aumento de la exclusión socia, por lo que había que tomar medidas. Por su parte, García recordó que la de Galicia es una sociedad “profundamente envejecida”, con más del 50% de los hogares con una persona de más de 64 años,  y una “baja intensidad laboral”. Es decir, que solo uno o dos de los que pueden trabajar, lo hacen.
Galicia sufre menos exclusión social que la media española, que supera el 25%, pero desde Cáritas consideran que el fenómeno es más severo en esta comunidad autónoma. Uno de los factores que lo determinan, además de la baja intensidad laboral,  es el importante incremento de la desigualdad, de un 14,5% entre 2008 y 2012.
También se registran más carencias materiales severas, como la de no poder permitirse mantener la calefacción en la vivienda, o la dificultad para llegar a fin de mes. Otro rasgo que contribuye a la desigualdad es la dispersión poblacional, lo que impide el acceso igualitario a los recursos sociales. Además, el riesgo de exclusión social se multiplica por cuatro en los ocupados con trabajo irregular, se duplica entre los desempleados de larga duración y las personas menores de 18 años.

Cáritas alerta de que 500.000 gallegos sufren exclusión social