Caínzos alerta de más robos y dice que la situación es ya “insostenible”

08 febrero 2011 / 29 mayo 2011 página 17 curtis.- el titular de la consellería de presidencia, administracións públicas e xustiza, alfonso rueda, acompañado por el delegado provincial, diego calvo, se desplazó aye
|

El alcalde de Curtis, Javier Caínzos, denunció ayer más robos en el término municipal, lo que supone el incremento en la oleada de robos que sufre desde hace tiempo esta zona. Una situación que, como calificó el propio regidor, es actualmente “insostenible”.

Los robos, asegura Caínzos, son “casi a diario en todo tipo de lugares”, tanto en locales, establecimientos, polígono industrial o en plena calle. La última actuación, como indicó el alcalde, se produjo en la noche del lunes al martes, cuando robaron gasoil de varios camiones aparcados en el pueblo de Curtis.

Asimismo, en la madrugada previa, del domingo al lunes, los se registraron actos delictivos en uno de los bares de Curtis, que amaneció con la persiana metálica y la puerta rotas. También en la jornada del lunes, sobre las 15.30 horas, desapareció del punto limpio municipal, situado en Teixeiro, diverso material como cobre, aluminio y ordenadores viejos, además de cortar el cierre de la puerta de acceso.

Así, debido a estos hechos y los que se vienen produciendo en fechas precedentes, Javier Caínzos insistió en lo que se ha convertido ya en una vieja demanda: que se dote de más efectivos al cuartel de la Guardia Civil.

“Desde el Concello queremos que lo doten definitivamente de los efectivos necesarios para dar respuesta a esta situación”, afirmó el alcalde, quien añadió que “no es justificable” que después de haber puesto estos hechos en conocimiento –de manera reciente– del delegado del Gobierno “haya solo tres guardias civiles para cubrir esta zona de la montaña que abarca tres municipios”. A este respecto, se preguntó Caínzos “hasta cuándo” van a tener que “soportar” esta situación “de impotencia” que sufren a diario.

Caínzos alerta de más robos y dice que la situación es ya “insostenible”