Riazor deshará el empate

El exbreoganista Osvaldas Matulionis decidió, con un triple sobre la bocina, el precedente de esta pretemporada, en la primera fase de la Copa Galicia | javier alborés
|

Riazor acoge hoy, más de un mes después de la fecha calendada inicialmente, la edición más fría y atípica del ‘derbi romano’, a la que Basquet Coruña y Breogán llegan igualados en prácticamente todo.

La ausencia de público en el partido que más gente solía reunir en el Palacio no debe restar relevancia a un duelo que, por mor del nuevo formato, es menos ‘amistoso’ que nunca.

Los números dicen que hoy se verán las caras los dos mejores equipos de la liga en un buen puñado de facetas. Los naranjas encabezan los ránkings de puntos a favor, puntos en contra, rebotes ofensivos y robos, mientras que los celestes dominan en capturas totales, defensivas y valoración. 

Además, los de Sergio García son segundos en tiros de dos, rebotes totales, asistencias y valoración. Y los de Diego Epifanio en puntos recibidos y en encajados.

Guarismos gemelos
Aparte de compartir balance (4-1), ambos presentan unos guarismos muy similares en ataque y defensa. Los hoy locales han anotado 326 tantos (81.5), por 322 (80.5) los visitantes, que solo han encajado uno más (272-273). 

Los puntos en común no acaban aquí. En los cuatro partidos disputados, tres de los rivales (Tizona, Valladolid, Melilla) han sido los mismos para ambos, que también han tenido que estar una fase de tres semanas seguidas sin poder jugar. En el caso naranja, por positivos en Covid-19 de los rivales y por haberles pillado en medio su jornada de descanso; en el caso celeste, por un positivo propio (Mateo Díaz) y uno del Tizona. 

Por si fueran pocas las similitudes, el BC y el Breo son equipos corales, aunque el cuadro lucense tiene tres elementos en dobles dígitos, Kevin Larsen (14.0 tantos), Adam Sollazzo (13.5) y Sergio Quintela (10.0), por dos el hrculino, Dago Peña (12.7) y Gary McGhee (10.00) –baja hoy–, que en cambio tienen otros seis por encima de ocho –aunque dos de ellos son el lesionado Abdou Thiam, que firmó 11 en el único partido que ha podido jugar, y Taiwo Badmus, autor de 8 en su única comparecencia–, cifra que en el Breogán alcanzan a mayores Iván Cruz y Salva Arco. 

Vamos con los polos opuestos. García maneja una plantel tremendamente físico y atlético, en tanto que el de Epifanio practica un baloncesto más táctico. El Breogán es el que mejor resguarda el rebote en su aro y el Coruña es que más captura en zona enemiga, una faceta esta en la que los celestes son los peores de Oro.

Esta batalla en la pintura se antoja como la principal clave en un enfrentamiento entre conjuntos que también lanzan razonablemente bien desde larga distancia, aspecto que podría convertirse en muy relevante si el poderío interior de ambos se anulase mutuamente y colapsase las zonas. 

Sobre la bocina
El predecente de esta misma campaña lo ganó el Basquet Coruña, en el mismo escenario de hoy, por 75-72 y gracias a un triple sobre  la bocina de un exbreoganista, Osvaldas Matulionis. Otro capítulo de la igualdad existente entre ambos, y un triunfo, tras un choque marcado por un parquet convertido en pista de patinaje a causa de la humedad, que dio a la ‘marea naranja’ el pase a la final de la Copa Galicia, que jugará la tercera semana de enero contra el Obradoiro.
Riazor echará de menos a los aficionados en las gradas (unos 4.000 según los precedentes) pero hay ingredientes de sobra para ver un partido de altos vuelos entre dos equipos de altísimas miras.

Riazor deshará el empate