Investigado un cangués que guardaba material pirotécnico sin autorización

Parte del material almacenado por el dueño de la pirotecnia de Tui acusado de la explosión mortal en Paramos | aec
|

La Guardia Civil investiga penalmente a un vecino de Cangas por un supuesto delito de desórdenes públicos, tras serles intervenidos cerca de 30 kilogramos de material pirotécnico sin ningún tipo de autorización administrativa para su comercialización o tenencia, informaron fuentes del instituto armado.
Este material pirotécnico lo tenía almacenado en una vivienda familiar deshabitada y en una finca anexa a su domicilio, en la parroquia de Coiro.
Entre el material incautado se contabilizan 500 bombas de palenque, miles de petardos de considerable potencia y otros artículos pirotécnicos como las denominadas “bombetas”, “superfalleros” y “megatrons”, además de 50 cajas con fuegos artificiales preparados para su uso.
Todo el material intervenido ha sido trasladado para su destrucción a una cantera de la provincia de Pontevedra que dispone de varios depósitos autorizados para su almacenamiento.
La Guardia Civil investiga a este particular por un delito de desórdenes públicos en su modalidad de tenencia, depósito y comercialización de sustancias explosivas, inflamables o incendiarias en cantidades superiores a las legalmente permitidas.
Asimismo, lo ha denunciado por la supuesta comisión de tres infracciones administrativas de carácter grave del vigente reglamento general de artificios pirotécnicos.

Clandestino
La Guardia Civil mantiene activas varias líneas de investigación en la provincia de Pontevedra para localizar los lugares de almacenamiento clandestino de este tipo de material e identificar los posibles centros de comercialización ilegal.
Asimismo, incide en la importancia de la colaboración ciudadana y destaca que cualquier información que se tenga al respecto podrá transmitirse a las fuerzas de seguridad a través del 062 y por vía telemática, a través del portal “Colabora” y de los perfiles de la Guardia Civil en las redes sociales.
La operación de Cangas es la segunda intervención de material pirotécnico de esta semana, después de que la Guardia Civil requisara 3.509 artificios pirotécnicos que estaban dispuestos para la venta al público en una atracción de feria situada en el recinto de la fiesta de Mañufe, en Gondomar.

Investigado un cangués que guardaba material pirotécnico sin autorización