Cerca de 4.000 personas asistieron a las citas con el jazz del ciclo 1906

|

El Ideal Gallego-2011-05-05-017-bc1556d7

m.g.m. > a coruña
  El guitarrista Kurt Rosenwinkel fue el encargado ayer de ponerle la guinda al pastel de jazz que Estrella Galicia ha preparado durante estos meses para cocinarlo en clubes, donde se ha podido apreciar en la distancia corta a grandes del género. Después de ofrecer un programa compuesto por catorce bandas y con el directo de Roy Hargrove como punto de arranque, el apartado se despedía en el Rosalía con la guitarra de Rosenwinkel arropada por el piano de Aaron Parks, el contrabajo de Eric Revis y la batería de Justin Faulkner, una formación nueva que dio paso al factor sorpresa, siempre presente en el jazz.
El músico deleitó al público con canciones antiguas, de los primeros trabajos, para pasar al repertorio más reciente, en el que actualmente trabaja y que no había presentado hasta el momento.  De todo esto, el norteamericano señalaba horas antes del directo, saldrá un disco, pero todavía desconoce la fecha porque “hay mucha música en la que trabajar” y, en este sentido, la suya camina por múltiples caminos. Se va hasta las raíces de su Filadelfia natal y se refugia en el ambiente íntimo de las baladas, con su último trabajo titulado “Reflections”.
Las cuerdas de su instrumento conjugan los elementos familiares con la experimentación, rebozado todo por la improvisación del momento.

Público > El coordinador del ciclo 1906, Carlos López, hablaba ayer de la alta calidad de los participantes de esta edición, lo que hace pensar en una próxima con más artistas y paradas. En este sentido, le puso cifras al apartado e indicó que cerca de 4.000 personas disfrutaron de los conciertos, repartidas por Barcelona, Bilbao, Ferrol, Ourense, Lugo, Vigo, Santiago y Madrid.
Desde la marca de cervezas, Juan Paz aseguraba su voluntad de empezar a trabajar en una nueva entrega de jazz en 2012, “para seguir estando a la altura de las expectativas de los aficionados del jazz”.
El representante explicaba que la respuesta del público “es un aliciente y, a su vez, una responsabilidad para seguir mejorando la calidad de nuestra propuesta”. Desde Tineke Postma Quartet, Wallace Roney Quintet, Sara Serpa Group o Stanley Jordan a los nacionales Abe Rábade Trío, Vargas & Legido o Virxilio Da Silva Quintet, el ciclo 1906 ha permitido saborear en directo el momento por el que el jazz está pasando.
En este aspecto, Juan Paz destacaba el hecho de llevar el género a los clubes, ofreciéndoles contenidos de calidad en su programación: “Los clubes representan el escenario más tradicional y emblemático del jazz y los aficionados disfrutan al máximo de cada concierto en el entorno mágico que nos ofrecen”.

Más de mes y medio > A lo largo de más de un mes y medio, el ciclo 1906 de Jazz ha ofrecido 33 conciertos en diez espacios de referencia del jazz del país y tres teatros. Paz afirmaba que todas las salas pequeñas se llenaron.
En cuanto al estadounidense  Kurt Rosenwinkel, el músico estará hoy en la Bilbaína Jazz Club y mañana clausurará definitivamente la cuarta edición con una muestra más de su clase con la guitarra en el Teatro Lara de Madrid.

Cerca de 4.000 personas asistieron a las citas con el jazz del ciclo 1906