Príncipe saca a la luz nuevos casos de enchufismo en el Ayuntamiento de Vigo

GRA254. VIGO (PONTEVEDRA), 22/09/2014.- El alcalde de Vigo, Abel Caballero (d), y el de la ciudad mexicana de Celaya, Ismael Pérez, se intercambian obsequios durante el acto de hermanamiento entre ambas ciudades, que tienen en común ser polo
|

El exalcalde socialista de Vigo Carlos Príncipe envió un escrito a los secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez, y del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, en los que denuncia dos nuevos casos de presunto nepotismo en el consistorio local.
Príncipe se refiere en esta ocasión a un cuñado y a un sobrino del concejal de Fomento, David Regades, contratados por sendas concesionarias municipales de los servicios de recogida de residuos sólidos y de mantenimiento de jardines y zonas verdes.
Critica que en el Gobierno local de Vigo se practique el enchufismo “sin ningún rubor ni cortapisa” y hace hincapié en que una de las concesionarias aludidas, cuyo contrato ha caducado, es objeto de investigación judicial en el marco de la llamada operación “Patos”.
En ese operativo de tráfico de influencias se detuvo a un concejal de Nigrán, el gerente y un técnico de la constructora Eiriña, y dos técnicos de Cespa.
Entre los registros que se practicaron en aquella operación se incluyen los de los despachos de David Regades y de otro concejal, Ángel Rivas; una “situación única en la democracia municipal en Vigo”.
David Regades figura en el escrito que la plataforma Xuntos presentó en la Fiscalía de Vigo, a la que solicitó que se investigase una supuesta trama de ‘enchufes’ en torno al gobierno municipal.
Príncipe, que en noviembre de 2013 hablaba de una veintena de enchufes y el pasado mes de agosto concretó algunos casos relacionados con familiares de la teniente de alcalde, Carmela Silva, pide a los secretarios generales de PSOE y PSdeG que pongan fin a este “sistema clientelar” que afecta a la imagen del partido.
Por otro lado, el El PP de Vigo criticó ayer el “retraso intolerable” en la resolución y concesión de las ayudas sociales de emergencia impulsadas por el consistorio, habida cuenta de que el plazo máximo fijado en las bases concluyó hace seis días y el expediente todavía no ha ido a la junta de gobierno local.
La concejal popular Teresa Cendón hizo hincapié en que por segundo año consecutivo se produce una demora en la concesión de estas ayudas, ya que en 2013 se resolvieron en diciembre.
El importe presupuestario para 2014 es de 2 millones de euros, de los que 1,8 millones son para ayudas directas y el resto, para contingencias que puedan surgir.

Príncipe saca a la luz nuevos casos de enchufismo en el Ayuntamiento de Vigo