Juzgado por abusar de una menor, hija de un conocido

|

Entre tres y siete años de cárcel piden las acusaciones para el vecino de Cesuras llevado ayer a declarar ante el juez tras una denuncia por abusos sexuales. La denunciante, que era menor de edad y hoy tiene 19 años, es la hija del propietario del bar que el acusado frecuentaba desde siempre, y al que todavía volvió un par de veces después de presentarse la denuncia, sin que nadie le recriminara los hechos objeto de juicio.

Esa es una de sus bazas para rebatir el relato de la joven, que asegura que el parroquiano aprovechó un viaje en coche que ambos realizaron, desde el bar familiar hasta el campo de la fiesta, en 2009, para desabrocharle el pantalón y meterle la mano bajo la ropa interior.

Si el fiscal y la acusación particular mantienen que el quincuagenario se prevalió de su corpulencia y su edad para someter a la menor a su voluntad, su defensa, que ejerce José Ramón Sierra, llama la atención sobre los desajustes que, a su juicio, concurren en el relato de la denunciante, como el lugar de los tocamientos o su forma de rechazar al adulto. “Es un delito muy grave para una condena, habiendo contradicciones”, valora el letrado.

El procesado, por su parte, negó ayer las acusaciones ante el juez de penal 6 y afirmó que la denuncia puede ser el modo que encontró de la joven de evitar que este le contase a sus padres la conversación “inapropiada” que mantuvo con él en aquel trayecto, en que le habló de “novios, bebida y sexo”.

Juzgado por abusar de una menor, hija de un conocido