La ruptura del PSOE de Sada con el alcalde complica el final del mandato

El Ideal Gallego-2018-12-20-014-c8493497
|

El PSOE abandona del Gobierno de Sada. La salida de las dos ediles socialistas a seis meses de las municipales de 2019 deja en una situación complicada al alcalde, Benito Portela, de SadaMaioría. Más aún cuando a la decisión de Raquel Bolaño y María Pardo se suman las acusaciones del BNG que, si bien se mantiene dentro del acuerdo alcanzado hace casi dos años y medio, advierte de la “nula capacidade” del mandatario municipal para “cohesionar” el tripartito de izquierdas que relevó al PP en el Ayuntamiento de Sada tras los comicios de 2015. 


Otra vez, un día 19 de diciembre, una decisión política “revoluciona” Sada. Ocurrió hace cinco años, cuando el entonces alcalde, Ernesto Anido, anunció la destitución de los cinco ediles del PDSP con los que compartía coalición, y volvió a suceder en este 2018. 


Las socialistas alegaron hasta diez motivos para abandonar la coalición, siendo el último –“a gota que colma o vaso”, en palabras de su portavoz, Raquel Bolaño– el rechazo “unilateral” de SadaMaoría (SM) a sus propuestas para el Plan Único POS+. “Tomamos a decisión de deixar un Goberno de Sada no que non se nos ten en conta nin se nos escoita, renunciando dende hoxe as competencias delegadas”,

expuso Bolaño en una comparecencia a mediodía, minutos antes de registrar su decisión y a solo unas horas de la sesión extraordinaria en que, por primera vez, se situaron en la oposición, para debatir –precisamente– sobre el POS+. Un pleno en el que la portavoz socialista recriminó a Portela su “infidelidade” al acuerdo alcanzado en 2015: “Ten un contrato con nós, pero ‘fai a cucharita’ co PDSP”. 
Según lo previsto, se aprobaron las obras propuestas por la Alcaldía de Sada, con los votos de los cuatro representantes de SadaMaioría, los dos del BNG, y del único representante deSada Popular presente, Emilio Gómez.


En el extremo contrario, el PSOE, como había anunciado en rueda de prensa e incidiendo en la pertinencia de su propuesta para el arenal de Las Delicias y O Curruncho –rechazada por SadaMaioría pese a compartirla “simplemente porque parte de quen parte”, según el PSOE–, optó por la abstención, lo mismo que el PP. El portavoz popular aprovechó su exposición, en la que reprochó a Portela su connivencia con el “monchismo”, para anunciar que el 20 de marzo se sentará en el banquillo por supuesta prevaricación, por la denuncia interpuesta contra él por el PDSP. 

Por SM, el edil Francisco Montouto intentó defender el posicionamiento de su organización y los argumentos de su rechazo a la obra de As Delicias porque “un proxecto como o proposto non pode tratarse como unha actuación singular sobre a praia, senón que debe ter encaixe nun proxecto máis amplo, de reurbanización integral do borde litoral de Sada”.

Por parte de los nacionalistas, Isa Reimúndez se ofreció a mediar para reconducir la situación y conseguir de nuevo el entendimiento “entre as forzas de esquerda”, añadió la aspirante del BNG.

La ruptura del PSOE de Sada con el alcalde complica el final del mandato