Un plan para el domingo

Deporte Campeón-9999-99-99-999-f1343e9f
|

El Depor busca el domingo de gloria que no ha tenido desde que consiguió su última victoria. Hace treinta puntos de ello. Ni en Semana Santa pudo el Depor glorificar el día santo. Nada. Y aun así aguanta el tipo en el sumidero de la tabla manteniendo vivas las opciones de acabar la temporada celebrando la dura y complicada permanencia.
Un Víctor currante y motivador intenta, a pasos agigantados, sacar las cualidades de los suyos pero, sobre todo, minimizar errores. Algunos de concentración, otros adquiridos. El caso es que con poco tiempo y muchas ganas el entrenador y los suyos han trasladado al equipo el tercer plan. Cuando el técnico aterrizó en Abegondo habló de 8 batallas, 8 envites distintos, y de elaborar un mapa de cada camino a seguir. Hoy toca cruzar La Rosaleda, donde el Málaga ha construido un nuevo equipo ganador. Terrenal pero ganador, como indica su holgada clasificación.
A principios de temporada todos situaban a Sevilla, Valencia, Villarreal, incluso Athletic o Real Sociedad en la pujanza liguera, en la pelea por ser los mejores detrás del tridente que domina el fútbol español en las dos últimas temporadas. Pocos daban al Málaga, con bajas importantes, jugadores jóvenes y un técnico novato como referente de la zona noble. Pues aquí está el conjunto costasoleño depositando la plica para el concurso de jugar en Europa la próxima temporada.
Se enfrenta hoy una escuadra tranquila, confiada en sus posibilidades, centrada, con toda la afición en su campo, contra un Deportivo nervioso, dubitativo en algunos momentos, desconcentrado en no pocos y en terreno hostil. Puntuar en el campo andaluz parece una tarea digna de los Trabajos de Hércules.
Inicia el Depor su periplo de dos partidos por el Sur y Levante español, con sede en la huerta murciana, con el objetivo de sumar. Si es de tres en tres ya sería la releche. Así de claro. Pensar en dos victorias es soñar con algo que el Depor de Irureta o Arsenio no consiguió nunca. No fue capaz de ganar dos jornadas seguidas fuera de casa, sin pasar por Riazor. Cuatro puntos son el mejor balance de ambos. ¿Dónde hay que firmar?
Después de un encuentro aceptable en Anoeta y 20 minutos de ‘arreones’ de Riazor, corazón y valentía del equipo, se abre un nuevo escenario para los blanquiazules, el de mantener la puerta a cero y aprovechar las ocasiones que se generen.
Marcar dos goles fuera de casa, como en San Sebastián, debería ser casi definitivo para conseguir tres puntos a pesar de que el rival sea tan capacitado como el de hoy. El Atlético desnudó al Depor por calidad, aprovechó los errores de los coruñeses. No es lo mismo que la cace Griezmann a siete metros de Fabricio, solo, con tiempo para pensarla y para marcar un golazo, que le caiga a un futbolista menos dotado. No obstante, a base de fallar y fallar el más humilde de los peloteros te la mete entre los tres palos. Simplemente, los grandes no fallan, los talentosos no perdonan. Pues resulta que el Málaga, no contando en sus filas con cracks mundiales, si goza de los favores de futbolistas tan capacitados como Amrabat, atrevidos y espabilados como Samu Castillejo, o que se han superado a sí mismos para llevar el timón como Recio. Y se lo creen.

hoja de ruta
El plan para este mediodía, en el que les llevaremos la lluvia a los malagueños como regalo de bienvenida, pasa por cambios en el equipo, obligados, como en el caso de Sideni, y tácticos, como en la vuelta de Celso Borges.
Víctor probó esta semana con un 1-4-4-2 con Cavaleiro como segundo delantero, lo que da opción a replegar el medio del campo con el propio portugués aunque sus atributos defensivos no son lo que se dice contundentes.
De cualquier manera busca el gol el entrenador. No puede ser de otra forma. Pero también apuesta por una máxima que todos quieren cumplir pero pocos consiguen: puerta a cero.
El haber recibido dos goles por fallos puntuales: en un despeje que le cae al delantero rival libre de marca o en una salida errónea de la línea de fuera de juego para dejar en posición antirreglamentaria al rival, constatan las deficiencias a subsanar.
Las palabras del entrenador herculino ante los medios después del entrenamiento de ayer son la mejor de las garantías de que las cosas van funcionando bien y bien funcionarán.
El técnico dijo que veía mejor al equipo que hace un par de semanas, cuando tomó las riendas del plantel blanquiazul. Es importante, sobre todo para seguir despejando las dudas que pudieran tener los propios jugadores incluso con su rendimiento personal dentro del colectivo.
El plan para este domingo es el tercero de Víctor. Que sea un domingo de gloria y no un domingo cualquiera. n

Un plan para el domingo