La Diputación invertirá 166 millones en la provincia entre este año y 2018

|

La Diputación Provincial invertirá, a través del Plan Único (POS +), hasta 166 millones en los ayuntamientos de la provincia en el bienio 2017-2018 –90 millones este año y 76 el que viene–.


Según indicó el presidente de la entidad, Valentín González Formoso, se trata de “un investimento histórico, o maior orzamento contemplado nun plan da historia da Deputación”. Formoso destacó que el POS+ distribuirá entre los 93 municipios coruñeses, con “criterios obxectivos e en só dúas anualidades”, una cantidad equivalente al presupuesto de la Diputación para todo un año.


“Repetimos como un mantra que este plan dota de máis autonomía aos concellos e é máis transparente, xa que se asigna segundo criterios como a poboación, os quilómetros de infraestruturas, etc.”, apuntó González Formoso, quien apuntó que esta iniciativa tiene un carácter “máis responsable”.
Pleno
El presidente mostró ayer las novedades para este plan junto al diputado responsable del área de Plans e Cooperación cos concellos, Xosé Regueira, y anunció que mañana se aprobará en pleno dotar al Plan Único de este año –que constaba de 74 millones– con 16 millones más procedentes de la incorporación de remanentes, sumando en total 90 millones para este 2017.


Con esta medida, el mandatario provincial dijo que la Diputación cumple con su compromiso de destinar los remanentes a ampliar el presupuesto del Plan Único, “facendo que os concellos reciban non só máis fondos que o ano pasado, senón o maior investimento provincial dos últimos anos e o maior investimento por concellos das catro provincias galegas”, ya que supera el presupuesto anual total de la Diputación de Lugo (85 millones) o de la de Ourense (77 millones), y multiplica por dos la destinada en Pontevedra a los planes municipales (40 millones), detalló.
“Co POS+ suprimimos once liñas de subvención e as agrupamos, xerando 1.000 expedientes menos a tramitar. Este plan permite aos concellos ser máis áxiles á hora de licitar obras”, comentó el presidente.


Por su parte, Xosé Regueira recalcó que esta iniciativa “é un instrumento óptimo e pioneiro” para relacionarse con los municipios que “chegou para quedar”. “Estamos dando a posibilidade aos concellos de planificar desde xa os seus orzamentos de 2018, contando cos fondos da Diputación xa asegurados”, señaló.

Rapidez
La incorporación de los remanentes al presupuesto del POS+ se realiza, dijo Formoso, “de forma automática”, sin que sea necesario tramitar una nueva convocatoria, como se hacía antes, ni aprobar nuevas bases o llevar los nuevos proyectos a pleno, “polo que os fondos chegarán con gran rapidez aos municipios”.


Además, todos los ayuntamientos de la provincia solicitaron obras en un plan complementario, por lo que estos días están recibiendo una circular de la Diputación en la que se les indica el importe exacto que le corresponde a cada uno en el reparto de los 16 millones de euros adicionales que se han sumado a los 74 de este 2017. Los ayuntamientos solo deberán comunicar qué obras financiarán con cargo a estos nuevos fondos del Plan Único (POS+).


“Os concellos demostraron que son administracións responsables e maduras, algo que creo que tamén logrou este plan, que modificou o comportamento dos concellos”, comentó Regueira, quien aseguró que el nuevo POS+ es “case idéntico” al del año pasado, con la incorporación de alguna facilidad más.


Regueira y Formoso agradecieron el trabajo del personal del área de Plans, ya que se ha adelantado dos meses la aprobación en pleno, aportando así más tiempo a las administraciones locales. “Estamos ante unha moi boa nova”, destacó Regueira, mientras que el presidente provincial añadió que este tipo de medidas suponen un impulso a la creación de obra pública en los municipios.


El mandatario provincial concluyó indicando que el Plan Único seguirá obedeciendo a tres principios fundamentales: más transparencia y objetividad en la asignación de recursos, más autonomía local y más saneamiento financiero, ya que el plan cuenta con mecanismos para que los municipios puedan destinar parte de los fondos a pagar facturas pendientes, reducir su deuda o asumir su gasto corriente.

La Diputación invertirá 166 millones en la provincia entre este año y 2018