La flota amarrará hasta cambiar la guía de transporte del pescado

uno de los arrastreros provocó una gran humareda durante la mañana de ayer
|

La flota coruñesa de arrastre, volanta y palangre sigue amarrada. Si en otros puertos parece que ha habido dudas entre los armadores sobre si salir a faenar para iniciar la campaña de la caballa, la postura en A Coruña, en cambio, ha sido inamovible: no se volverá al mar, como mínimo, hasta mantener la reunión con la Consellería do Mar el miércoles. Al menos eso es lo que declaran los portavoces del sector. “Ata entón parados ou incluso despois”, afirma Faustino Santiago Lema, patrón y portavoz del arrastre. Y es que entre las exigencias del sector está la de modificar la guía de transporte electrónico que, según los armadores, solo se utiliza en Galicia.

Solo en Galicia es electrónica y los armadores quieren volver al papel

El colectivo señala que este sistema está provocando problemas a la hora de llegar a puerto y transportar el pescado porque no todos los muelles y lonjas están preparadas para utilizarlo. “Nalgúns portos non o teñen ou nese momento non hai ninguén que saiba utilizalo”, critica Santiago Lema. Por todo ello, quieren que se permita el uso del documento de transporte en papel. “Tal y como establece la actual normativa de control”, indican, y aseguran que este cambio sí está en manos de la Xunta, como sistema de pesaje en el puerto de descarga.

Los armadores exigen también que se les permita pesar la carga en el lugar de venta en vez de en atraque, por los gastos que les está ocasionando tener que buscar los puntos autorizados. Recuerdan que no todas las lonjas están abiertas las 24 horas del día y se ven obligados a manipular el pescado de un lado a otro perdiendo valor y gastando combustible. Como solución, proponen un plan de muestreo que permita el traslado del producto sin pesar hasta el lugar de venta.

 

consellería

Por su parte, la Consellería do Mar anima al sector a “reflexionar” y a que salga “a capturar xarda no momento en que está nas nosas augas”. Se desvincula de los problemas de los armadores al declarar que el reparto de TAC es consecuencia del “mal chamado principio de estabilidade relativa, resultante das negociacións realizadas en 1982” y contra el que la Xunta ya se posicionó en varias ocasiones debido al escaso cupo que le corresponde a España. El Ejecutivo autonómico recuerda que en estos momentos se está analizando la nueva Política Pesquera Común y que tanto el Gobierno gallego como el central “están presionando ante a EU para que estas claves de reparto sexan máis acordes á realidade da actividade pesqueira”.

Desde la consellería constatan que la abundancia de pescado “é moi alta”, según los estudios científicos españoles, y así lo tienen acreditado ante la UE.

 

La flota amarrará hasta cambiar la guía de transporte del pescado