La concesión de otra terminal de granel líquido en el Puerto permitirá crear 100 empleos

Vista de la zona por la que pasa la tubería de graneles líquidos
|

La compañía concesionaria de terrenos en Punta Langosteira para crear otra terminal de productos petrolíferos junto a la de Repsol, Deep Water Oil Transhipment Hub, se ha rebautizado como OIl Deposit Corunna y ha dado nuevas pistas sobre la infraestructura que pretenden crear en el Puerto Exterior. Representantes de la firma aseguraron ayer que su apuesta empresarial generará un centenar de puestos de trabajo directos e indirectos y avanzó que invertirá casi 35 millones de euros, es decir, más de lo que habían recogido los documentos iniciales para tenerla lista en 2019.
La firma nacida de la unión de las empresas Ocean Infrastructures Management y Petra Oleum –ambas dedicadas a la gestión y explotación de infraestructuras portuarias y del sector de los hidrocarburos– ha iniciado la tramitación legal del proyecto ante el Puerto y la Xunta de Galicia, tras las fases burocráticas que comenzaron ya en el mes de febrero. Por aquel entonces la sociedad solicitó 45.000 metros cuadrados de terreno para la instalación, una petición que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por los requerimientos propios del sistema de competencia. También se avanzó en el proceso de información pública.

Inyección inicial
A principios del verano trascendió que la planta de graneles líquidos que aprovecharía la galería creada para este tipo de negocios a la par que la refinería de Repsol. Se habló de una inversión inicial de 30 millones de euros, si bien fuentes de la compañía puntualizaron ayer que el presupuesto será algo superior. En principio rondará los 35 millones de euros.
Una vez esté lista la infraestructura se generarán “más de 100” empleos, entre los de carácter directo y los indirectos. El personal estará vinculado a una planta de almacenamiento de petróleo y sus derivados con capacidad para un total de 350.000 metros cúbicos. Además, se realizará la mezcla, transformación, carga y descarga de los productos “aprovechando las muchas ventajas que el puerto de A Coruña tiene frente a otros competidores, como Ámsterdam, Rotterdam o Amberes”.
Posición “privilegiada”

En opinión de la concesionaria la posición geoestratégica es “privilegiada”, pues es puerta de entrada al continente y paso obligado en las rutas que se dirigen al norte de Europa y Asia. Destacaron el gran calado que facilita la entrada de buques de grandes dimensiones.
“Este proyecto quiere potenciar el uso del nuevo puerto exterior de A Coruña, atrayendo tráfico y actividad a la región”, indicó el jefe de operaciones financieras, José Luis Almazán. Asimismo insistió en que la dársena posee “unas inmejorables características que deben ser aprovechadas para posicionarlo como referente en el sector marítimo y comercial”.
La empresa también se hizo eco de las palabras del presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, que destacó que la capacidad de negocio de la esta incorporación a Langosteira “está firmemente contrastada por su experiencia en otros puertos nacionales”.

La concesión de otra terminal de granel líquido en el Puerto permitirá crear 100 empleos