Condenado a dos años de cárcel por usar la fuerza para “dominar y anular” a su pareja sentimental

|

redacción > a coruña
  Cinco son los episodios violentos que se recogen en la sentencia que va a costar algo más de dos años de cárcel a un hombre llevado a juicio por maltrato a su pareja. De ellos extrae el juez que el período en que el acusado y la denunciante convivieron, este usó la agresividad física y verbal para “someter a su caprichoso proceder” en los actos cotidianos y alterar su tranquilidad.
Los insultos, menosprecios, coacciones y, en alguna ocasión, también golpes, van a costarle al acusado dos años y 15 días de prisión, además de 170 días de trabajos en beneficio de la comunidad, el pago de 1.620 euros a  modo de indemnización y la prohibición de comunicarse o acercarse a la víctima durante los próximos veinte años.
Según se relata en la sentencia, que el agresor ha acatado por la vía de la conformidad, esta actitud creó un “estado de violencia permanente, continuada, metódica y deliberada en el seno de la relación”, que tenía como fin “conseguir una situación de dominio que anulase la personalidad de su compañera”. Ello le causó a la mujer problemas físicos y un sentimiento de “temor, angustia e inseguridad”.
La resolución describe, en concreto, los golpes que recibió ella en 2004 tras recibir una carta que hacía referencia a una época de la vida de ella anterior a la relación de pareja. Al año siguiente, el hombre la zarandeó, estando en la cama, y la tiró al suelo sin ningún motivo y, en otra ocasión, le tiró de los pelos y la empujó, cuando se encontraban juntos en un pub de Carral.
La víctima relató otros dos incidentes, sucedidos en 2007: un empujón que la obligó a acudir a un centro sanitario y un escupitajo y varias patadas, una en la cara, que le lanzó estando ambos en la zona de baño de la piscina de San Cristóbal.

Condenado a dos años de cárcel por usar la fuerza para “dominar y anular” a su pareja sentimental