La ONU declara que las colonias judías en territorio palestino constituyen un crimen de guerra

Tres jóvenes israelíes observan una colonia judía en Cisjordania efe
|

La acción de transferir directa o indirectamente población judía para el establecimiento de las colonias en los territorios palestinos ocupados entra en la categoría de crímenes de guerra de la Corte Penal Internacional, señaló ayer una comisión internacional auspiciada por la ONU.

“Estos crímenes corresponden de lleno a las provisiones legales del artículo 8 del estatuto de la Corte Penal Internacional, que es el de crímenes de guerra”, explicó la jurista francesa Christiane Chanet, presidenta de la comisión que investiga el impacto de los asentamientos israelíes.

El grupo, que completan las juristas Asma Jahangir (Pakistán) y Unity Dow (Botsuana), presentó en Ginebra un extenso informe sobre los hechos que ha conseguido documentar en seis meses de trabajo y a pesar de que el Gobierno de Israel le negó cualquier cooperación y autorización para entrar en los territorios palestinos.

 

jurisdicción

En sentido de “derecho puro”, el establecimiento de colonias israelíes en suelo palestino se considera un crimen de guerra, explicó Chanet, quien subrayó que esto no implica que la Corte Penal Internacional (CPI) vaya a decidir que tiene jurisdicción en este caso en vista de que Palestina no es un Estado reconocido.

“Transferir a su propia población a un territorio ocupado va contra el derecho a la libre determinación y si estamos ante un mapa vemos como los asentamientos rompen la continuidad de la tierra palestina”, indicó Chanet en una rueda de prensa.

Unas 250 colonias judías han sido levantadas en Cisjordania y Jerusalén Este desde 1967, con o sin autorización oficial, y se calcula que hay 520.000 colonos que residen allí.

Según el informe encargado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en la última década la población de colonos creció a un ritmo anual mucho más alto (5,3%) que la población en Israel (1,8%).

Chanet recalcó que los asentamientos “han sido establecidos y desarrollados en beneficio exclusivo de los judíos israelíes”, y que su existencia reposa “en un sistema de total segregación entre los colonos y la población (palestina) local”.

Recordó que esos asentamientos implican que los palestinos tienen restringida su libertad de movimiento, pierden el acceso a los recursos naturales, sufren la demolición de sus viviendas y la destrucción de árboles.

Por otro lado, el ministro libanés de Asuntos Exteriores, Adnan Mansur, calificó ayer de “salvaje” el supuesto ataque militar aéreo israelí contra un centro de investigación en Siria.

 

amenaza para la paz

“Es un acto de agresión vergonzoso que confirma, una vez más, la política ejercida por ese Estado terrorista (en alusión a Israel) desde 1948 y la amenaza permanente que representa para la paz y seguridad árabes”, declaró Mansur.

Mientras, la diplomacia y los portavoces oficiales israelíes mantuvieron ayer la consigna de callar y no hacer absolutamente ningún comentario sobre las informaciones que apuntan a que su aviación atacó el miércoles objetivos militares en Siria.

La ONU declara que las colonias judías en territorio palestino constituyen un crimen de guerra