Las diez filiales de Pescanova en concurso evitan la liquidación

09 enero 2014 Arteixo.- Fallece un motorista al chocar de madrugada contra una furgoneta aparcada en Arteixo El sucesos tuvo lugar cerca de la rotonda de Pescanova
|

Las diez filiales de Pescanova en situación concursal han evitado la liquidación al aprobar ayer la mayoría de los acreedores el convenio propuesto por la banca para cinco de ellas, después de que, durante la jornada del jueves, se aprobase el correspondiente a la otra mitad.
Es el caso de Pescafresca, que obtuvo el visto bueno del 94,39% de los acreedores; Pescafina Bacalao (99,61%), Insuíña (95,66%), Frinova (85,63%) y Novapesca Trading (96,33%), según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).
Se suman así a las empresas Pescanova Alimentación, Frigodis, Frivipesca Chapela, Bajamar Séptima, Fricatamar, que el jueves consiguieron salvarse de la liquidación con el visto bueno, en todos los casos, de más del 80% de los acreedores.
El Juzgado de lo Mercantil  número 1 de Pontevedra acogió a lo largo de la mañana de ayer esta segunda tanda de juntas de acreedores, una por cada empresa filial, que vinieron precedidas por las cinco reuniones celebradas el pasado jueves.
En todos los casos se aprobaron las propuestas de convenio presentadas por el denominado G-7, el núcleo duro de los bancos acreedores, formado por Abanca, Caixabank, Sabadell, Bankia, BBVA, Popular y UBI Banca, y se rechazaron las expuestas por  Pescanova.
Entre todas, arrastran una deuda de unos 800 millones de euros con quitas aprobadas que oscilan entre el 70% y el 99%.
Ahora se abre un plazo de 10 días hábiles para presentar, en su caso, oposiciones a los convenios, indicaron desde el TSXG.

Reacciones
Las primeras reacciones institucionales llegaron de la mano del conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, quien, preguntado por la situación de la multinacional pesquera, expresó su deseo de que “pueda recuperar su posición y garantizar la viabilidad”.
Así, consideró el conselleiro que el “plan de negocio acordado por los acreedores, y particularmente por la banca, tiene sentido” para que se pueda seguir “conformando esa unidad productiva que es la que da valor añadido a Pescanova”.
Conde mostró finalmente su esperanza de que el grupo pueda “mantener su plan de negocio con esa visión de conjunto” para poder “impulsar la cadena de sus filiales”.
Pescanova fijó la celebración el 28 de mayo, en primera convocatoria, y para el día siguiente, en segunda, su junta general ordinaria de accionistas, en la que se aprobarán los resultados de la empresa, se abordará la modificación de los estatutos sociales para adaptarlos a la Ley de Sociedades de Capital y el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros.
Además, se otorgará la autorización al consejo de administración, con expresa facultad sustitutiva para la adquisición de acciones propias por parte de la sociedad y por sus empresas dependientes, y se informará sobre la hoja de ruta del convenio de acreedores. n

Las diez filiales de Pescanova en concurso evitan la liquidación