Las "beliebers" toman Madrid en pos de su ídolo, que se deja ver fugazmente

Las "beliebers" toman Madrid en pos de su ídolo, que se deja ver fugazmente
|

 Las "beliebers", las fans del cantante canadiense Justin Bieber (1994), han dedicado las últimas 24 horas a perseguir el rastro de su ídolo, que llegó ayer a Madrid para participar esta noche en un programa de televisión y, "por sorpresa", grabar entrevistas en una cadena de radio.

Denia, Emily y Berta, tres de las cerca de 400 fans que se han congregado en Gran Vía, han contado a Efe que se fueron ayer a las cuatro de la tarde al aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez a hacer guardia y esperar que de algún avión descendiera el cantante, que ha arrasado en los últimos premios MTV.

Se fueron a las once de la noche sin suerte y hoy han estado todo el día en la acera de enfrente del hotel Villamagna, donde el canadiense se hospeda, y cuando han conocido que iría sobre las seis de la tarde a los estudios de la Cadena de los 40 Principales, en Gran Vía, se han ido para allá.

Fuentes de la cadena han explicado a Efe que no se había dado ninguna publicidad a esas entrevistas porque han sido "por sorpresa".

En la arteria madrileña y en la vecina Mesonero Romanos se han apostado unas 400 jóvenes que han gritado, cantado y llorado mientras la policía tenía que cortar uno de los carriles de la Gran Vía ante la afluencia de fans.

Y cuando eran las 18:40, un coche se ha detenido a su lado y de él ha salido el cantante, al que solo han podido ver fugazmente, durante los segundos en los que, vestido con gorra y sudadera gris, se ha limitado a un rápido saludo que muchas, según gritaban entre lágrimas, se han perdido.

Ahora, decían, se irán todas a las puertas de los estudios donde se realiza en directo el programa "El Hormiguero", de Antena 3, en el que Bieber promocionará su último disco, "Purpose", que saldrá a la venta el 13 de noviembre, y participará de los juegos que le propongan.

A "El Hormiguero", al que Bieber no iba desde hace tres años, podrán acceder algunas de sus admiradoras, pero la mayoría tendrá que quedarse a las puertas de los estudios de 7 y Acción, la productora del programa.

Las "beliebers" toman Madrid en pos de su ídolo, que se deja ver fugazmente