Se abre un proceso de incertidumbre en el club

deporte campeón-2019-04-24-003-4abac543
|

Tino Fernández y su actual consejo abandonará el timón del Real Club Deportivo de La Coruña SAD, después de cinco  años en el cargo y también tras haberse sometido a una “moción de confianza” el pasado mes de enero de la que salieron airosos con una mayoría prácticamente absoluta sin oposición alguna.

El actual consejo ha sopesado los últimos resultados y, tras escuchar hasta en dos ocasiones gritos de parte de la afición de “Directiva dimisión”, han tomado la decisión de poner fin a su etapa en la dirección del club convocando de forma inmediata una junta de accionistas.

1 Un club en riesgo y proceso concursal
Nadie discute que el actual consejo de administración tomó el testigo del Deportivo en unas condiciones muy lamentables económicamente hablando y también deportivamente. 

La entidad se encontraba en pleno proceso concursal y los informes económicos eran tan demoledores que los administradores llegaron a recomendar la desaparición del club por su falta de viabilidad. Sin embargo, Tino Fernández ha sido capaz de revertir la situación casi de forma milagrosa 

2 Profesionalización de toda la entidad
El consejo asumió el riesgo de poner en marcha la entidad y asumió toda la situación heredada. Comenzó por realizar una auditoría a fondo y a profesionalizar el club de arriba abajo, con la contratación de profesionales en la dirección económica y también en la comercial.

PENDIENTES
De momento no hay candidatos claros a la presidencia del club coruñés

También decidió modernizar las instalaciones y meter al Depor en el siglo XXI, consiguiendo el apoyo de las instituciones, entre ellas las del Concello de A Coruña que facilitó el arreglo de la cubierta del estadio y concedió licencias para que el estadio pudiese llevar un apellido y se pudiese modernizar, sobre todo en la ocupación de los bajos de Riazor en los que ya hay varios proyectos aprobados, como un museo y la sede la fundación, entre otros. 

3 Acuerdos para la economía del club
Otros de los grandes logros del actual consejo son los acuerdos económicos alcanzados por los proveedores y también  con los que reclamaron deudas millonarias adquiridas en el pasado, así como un acuerdo con la Tesorería de la Seguridad Social y Hacienda.

De ahí nació un nuevo convenio con Abanca, que ‘libera’ al Deportivo de la deuda millonaria con la Hacienda Pública y permite a la entidad manejar el día a día sin sobresaltos.  

4 Un ejemplo para la Liga Profesional
Los ‘milagros’ del Deportivo en el apartado económico han sido todo un ejemplo en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que ha elogiado el papel del club coruñés de forma pública y que contó con la aprobación de la directiva que preside Javier Tebas.

En paralelo, Tino y su consejo han tomado la decisión de cerrar heridas con el pasado y se han retirado del proceso judicial que se seguía con el anterior presidente, lo que le valió al actual y sus directivos críticas feroces por parte de algunos sectores periodísticos. 

5 En lo deportivo, el talón de aquiles
Pero si en el apartado económico fue todo un camino de rosas, en lo deportivo ha sido hasta la fecha un calvario. El primer año de gestión se logró el ascenso de categoría, pero los tres siguientes se mantuvo el tipo en la Primera División, con más pena que gloria, acabando desciendo otra vez a Segunda de una forma muy lastimosa.

Cinco años y nueve entrenadores en su haber, lo que pone de manifiesto que deportivamente no han acertado y que por el camino se fue uno de los consejeros (Fernando Vidal) y después llegó la salida de Richard Barral como responsable en la dirección técnica.

6 Fuertes críticas de los aficionados
En los dos últimos encuentros en Riazor, el consejo ha tenido que soportar feroces críticas de los aficionados que pidieron su salida del club, después de casi dos meses de que el primer equipo no sume una victoria, ni siquiera con la salida de Natxo y la llega de Martí.

Tino Fernández y su equipo arrojan la toalla, según fuentes muy cercanas al consejo, porque no se le reconocen los trabajos que han venido realizando y también por que no quieren estar en el cargo contra la voluntad de Riazor.

Se abre un proceso de incertidumbre en el club