Rajoy asegura que la reforma eléctrica evita una bofetada a la competitividad industrial

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que sin la reforma eléctrica que ha aprobado el Ejecutivo se hubiera propinado la "mayor bofetada que se puede dar a la competitividad de cualquier industria". EFE/Archivo
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que sin la reforma eléctrica que ha aprobado el Ejecutivo se hubiera propinado la "mayor bofetada que se puede dar a la competitividad de cualquier industria".

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, Rajoy ha respondido así al senador del PNV Jokin Bildarratz, quien le ha preguntado sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno para paliar el impacto negativo que va a provocar en la industria su reforma energética.

En su defensa de la reforma energética -aprobada en julio- Rajoy ha reiterado que sin ella la luz hubiera subido más de un 40 %, lo que hubiera sido una "irresponsabilidad".

Además hubiera llevado al sistema eléctrico a la "quiebra", no hubiera supuesto que la energía fuera más barata en España y el mercado no lo habría aceptado.

Para Rajoy, la reforma no era fácil porque las medidas a implantar no gustaban a mucha gente.

Según ha explicado, la reforma eléctrica reduce la deuda y el déficit del sistema de forma "equitativa" entre empresas, consumidores y el presupuesto público y da una solución "para siempre y de forma definitiva".

El senador y portavoz del PNV ha recordado a Rajoy que los precios de la energía en España son de los más altos de Europa, lo que hace a la industria perder competitividad.

Según un estudio de Eurostat que ha citado Bildarratz, las nuevas tarifas aprobadas suponen un sobrecoste del 20 % para la mayoría de las empresas y, en algunos casos, la electricidad supone hasta el 75 % de sus costes.

Por ello, el senador vasco ha pedido al presidente del Gobierno "medidas de amortiguación" para la industria, entre las que ha destacado que analice los mercados francés y alemán para ver sus subvenciones a la gran industria, que dé seguridad retributiva a la cogeneración industrial y que implante un sistema de interrumpibilidad más competitivo.

Mariano Rajoy ha replicado que con la reforma se pone el sistema eléctrico en orden, lo que permitirá acabar 2014 con el déficit de tarifa eléctrica.

Rajoy asegura que la reforma eléctrica evita una bofetada a la competitividad industrial