Cientos de tractores toman Vilalba para exigir un precio “digno” de la leche

Un ganadero hace sonar una bocina durante la protesta de los ganaderos que recorrio las calles de Vilalba
|

Más de un millar de tractores participaron ayer en la movilización convocada por la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo en Vilalba, llegados de todos los puntos de la comarca que más leche produce en toda Galicia.
Representantes de Unións Agrarias, Federación Rural Galega (Fruga) y Asociación de Xóvenes Agricultures coincidieron al describir la marcha como “masiva”, puesto que pasada la una del mediodía cientos de tractores todavía no habían podido arrancar de la explanada de autobuses que marcaba el inicio del recorrido.
El coordinador provincial de Fruga, Elías Somoza, describió la marcha como la primera respuesta al resultado de la reunión celebrada el martes en Madrid entre las tres partes del sector lácteo y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, en la que se presentaron medidas a medio y largo plazo pero se mostró la negativa del Gobierno a interceder para fijar un precio mínimo para la leche, como pedían los sindicatos.
“El Gobierno central no apuesta por que los ganaderos puedan cobrar por encima de los treinta y cuatro céntimos el litro y el Gobierno gallego debe tomar conciencia, porque no es de recibo que Feijóo dijese que el bipartito de la Xunta llevaría al sector lácteo a segunda división, porque él lo está llevando a regional preferente”, denunció Somoza.

sin rentabilidad
El responsable de Unións Agrarias en la comarca de A Terra Chá, Julio Mundín, denunció que “una tercera parte de los ganaderos cobran por debajo de los veintiséis céntimos, mientras que otros muchos no llegan a los veinte céntimos”. “No es rentable ni digno”, lamentó.
Por ello, reclamó al Gobierno y a la Xunta que “abran al sector las puertas de la negociación y una subida inmediata de los precios”.
El portavoz en Lugo de la Asociación de JXóvenes Agricultores, Xan Pérez Orozco, dijo que la respuesta “masiva” a esta convocatoria “era de esperar” debido a los bajos precios del sector.
En todo caso, dijo que “hay que reconocer que en Madrid se dio algún paso sobre la transparencia en las relaciones comerciales, pero las movilizaciones van a continuar hasta que se vea en el incremento de precios”.
Entre los representantes políticos que ayer apoyaron esta tractorada se encontraba el secretario xeral del PsdeG, José Ramón Gómez Besteiro.
“Los socialistas pedimos una solución política a un problema político. Para Francia el sector lácteo es estratégico, para el PP nunca lo ha sido y éste es el resultado, la ruina económica para las explotaciones y siguen sin respuesta política”, declaró.
Besteiro comparó el Gobierno de Francia con el de España porque el primero “actúa en favor de sus ganaderos” mientras que los presidentes del Gobierno y la Xunta, Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, “desatienden un problema vital porque siguen sin considerar el mundo del rural, de los ganaderos y de la leche como valor estratégico para nuestro país”.
En este sentido, recordó que su partido advirtió hace un año que “el Gobierno gallego tenía que estar preparado para el fin de las cotas lácteas y decían que éramos unos catastrofistas, un año después la situación está peor”.
A su juicio, la crisis del sector lácteo requiere de “soluciones políticas” a un “problema político”, además de “un fuerte compromiso para el sector rural”.

gobierno
Besteiro reivindicó “un Gobierno que pise fuerte en Europa y que defienda los intereses de nuestros ganaderos” y criticó que “el gobierno de la Xunta no está haciendo su trabajo”. 
Los sindicatos calificaron de “oportunidad perdida” la reunión celebrada el pasado miércoles entre las partes implicadas en el sector lácteo y la ministra de Agricultura en tanto que no se ha atendido su petición de fijar un precio mínimo.
El secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, anunció que el lunes se celebrará una reunión con los miembros de la plataforma para “proponer un calendario más contundente de movilizaciones indefinidas”.

Cientos de tractores toman Vilalba para exigir un precio “digno” de la leche