Justo empate entre Bergantiños y Cerceda en un derbi con alternativas

Nacho, delantero del Bergantiños, protege la pelota ante los visitantes Edu (i) y Juan | raúl lópez
|

Intenso. Disputado. Igualado. Defensivo. Impreciso. Respetuoso. Caliente a ratos. Descontrolado por momentos. Empatado. Ni Bergantiños ni Cerceda consiguieron marcar en el partidazo de la jornada disputado en As Eiroas. El 0-0 le sirve al equipo de José Luis Lemos para seguir con los mismos puntos que un Rápido que también empató y al Bergantiños para meterle uno a un Arosa que perdió en casa contra el Villalonga.

Armado con un 1-4-4-2 en el que Jorge Sáez estaba sacrificado en la banda izquierda y en que la pareja de delanteros la formaron Rodri Alonso y Nacho, el Bergan buscó plantarle cara al Cerceda alternando el juego corto con el juego largo, con un Borja Facal muy ofensivo en el primer acto por el costado derecho.

Tal vez condicionado por el campo, por el bote de balón, por la solvencia y la presencia de cada rival, el Cerceda adoptó, consciente o inconscientemente, una propuesta menos combinativa que, por ejemplo, la del pasado lunes contra el Compostela. Pero en O Roxo. Al equipo de Lemos le costó elaborar a ras de césped y optó por reducir riesgos en la salida de balón. Todo lo contrario que el Bergan en la primera gran ocasión visitante en el partido. Roberto Prieto falló en un control en primera instancia y, acto seguido, Iago López permitió el mano a mano de Uxío con Cristopher, atento para tapar hueco y resolver con acierto. Un córner de Cañi le sirvió a Popi para provocar otro ‘uy’ en un As Eiroas a reventar.

El partido no tenía un dominador claro y el Bergan también tuvo las suyas. Rodri, a pase aéreo de Iago Blanco, no acertó a picar la pelota ante Valín. Dos voleas, una de Edu que buscaba la escuadra y otra de Uzal floja a las manos de Cristopher ante la pasividad local, fueron los últimos acercamientos rojiblancos en el primer tiempo.

Miguel Figueira realizó un movimiento en la primera parte. Pasó a Jorge Sáez a la mediapunta y a Rodri Alonso a la izquierda. Fueron precisamente Jorge y Rodri los que protagonizaron la ocasión más clara del cuadro carballés en el primer periodo. El mediapunta madrileño puso, desde el perfil derecho, una falta lateral buscando el segundo palo, donde estaba el ariete ponferradino totalmente solo. El ‘7’ del Bergan envió el cuero por encima del larguero.

Arreón local
La segunda mitad arrancó con dos grandes ocasiones para el Bergantiños. Iago Blanco, de volea en el punto de penalti, tiró fuera cerca del palo derecho de Valín. Borja Facal, en el corazón del área pequeña y de cabeza tras un saque de esquina de Sáez, martilleó a los guantes del portero visitante. Hasta reclamó un penalti el Bergan en los primeros compases del segundo acto. Un saque de banda de Aarón peinado por Caridad en su intento de despeje permitió a Rodri sacar un centro desde la izquierda que no llegó a rematar Iago Blanco, que se fue al suelo ante la carga de Popi.

Carlos, de volea, y Cañi, en un lanzamiento directo de una falta lateral, buscaron el 0-1 antes de que Lemos realizase su primer cambio. Salió Carlos y entró Adrián. Menos llegada, más equilibro. Miguel también hizo algo similar antes: el delantero centro (Nacho) fuera para dejar el sitio a un mediocentro (Álex Sánchez). Hasta entró Noé por Álex Ares

Al Bergantiños, que conocía la derrota del Arosa, le servía el empate en los últimos minutos. El Cerceda tuvo la última en una volea de Uxío, pero tampoco desesperó en un partido de empate justo.

Justo empate entre Bergantiños y Cerceda en un derbi con alternativas