La investigación sobre Diana Quer pone otra vez su punto de mira en el entorno de la villa en que se le perdió la pista

Diana López-Pinel asegura que no parará hasta que su hija aparezca, y está convencida que lo hará con vida CHECHU RÍO
|

A Pobra ha vuelto a ser uno de los principales lugares en los que han puesto su punto de mira los equipos de la Guardia Civil encargados de la resolución del caso de la desaparición de Diana Quer. Ello no conlleva que se abandonen otras línea que la situarían, por ejemplo, en Taragoña, en donde se ubica un repetidor al que se conectó el teléfono móvil de la joven madrileña. De hecho, las averiguaciones vinculadas a las comunicaciones telefónicas, junto con las cámaras de seguridad y de tráfico están siendo minuciosamente analizadas para lograr pistas, que por el momento no se han obtenido. El hecho de que vuelvan a centrarse en la localidad pobrense, en la que se le perdió de vista cuando regresaba a la vivienda familiar de veraneo en el lugar de Cabío, responde a la aparición de indicios y a que no se quiere olvidar nada en este complejo caso.
A la batida realizada hace algo más de dos semanas por parte de una veintena de efectivos de la Guardia Civil en el entorno del campo de fútbol de A Alta por indicaciones de los investigadores tras encontrarse previamente un objeto que se creyó que podría tener relación con la muchacha, ahora fueron residentes de la zona de O Maño y sus alrededores los que advirtieron sobre algún vecino del lugar con algún antecedente por tentativa de agresión sexual a una menor de edad y que creen que no se le investigó por tratarse de algo ocurrido hace 15 años y de lo que no debe existir demasiada documentación. Atendiendo a la existencia de este caso, varios vecinos añadieron que debería buscarse indicios sobre otros individuos que en algún momento pudieron tener comportamientos similares. No se descarta que los investigadores se hayan puesto a trabajar ya en esa línea. Además, en A Pobra, cuya población, así como la del resto de la comarca, sigue con preocupación y aguardan con expectación cualquier avance que se vaya conociendo, se están empezando a hablar de realizar batidas.

La investigación sobre Diana Quer pone otra vez su punto de mira en el entorno de la villa en que se le perdió la pista