Culleredo confirma la unión en Rutis de Landeira y Fontenla para edificar

24 JUNIO 2007 PAGINA 22 / 31 AGOSTO 2008 PAGINA 17 / 06 julio 2010 página 23 CULLEREDO (A CORUÑA).- EL GOBIERNO LOCAL DESTINA UNA DE LAS PRINCIPALES PARTIDAS PRESUPUESTARIAS A LA MEJORA DE LA IGLESIA DE VILABOA
|

“Las noticias que tenemos es que han llegado a un acuerdo con casi todos los propietarios, salvo dos o tres”, responden desde el Ayuntamiento de Culleredo, cuando se les pregunta por la situación en la que se encuentran 21 propietarios de unas fincas de Rutis –enfrente de la iglesia–, que hace años firmaron una permuta por la que cambiaban sus tierras por un piso que Manuel Gómez Landeira (propietario de la constructora Naiguata) iba a construir.
La rúbrica se celebró en 1999, pero no fue hasta 2008 cuando el asunto llegó a los tribunales. Uno de los herederos que había confiado en Landeira se interesó por la propiedad y descubrió que había servido de garantía para un préstamo de un millón de euros. Cantidad que le concedió al promotor en cuestión el expresidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antonio Fontenla, a través de Monelos Aparcamientos.
Naiguata estaba en quiebra técnica en ese momento y no cumplió el plazo de los seis meses en los que tenía que devolver el dinero a Fontenla. A su vez, Monelos Aparcamientos no pasaba por su mejor momento financiero, a pesar de lo cual le prestó el dinero a Landeira y después le embargó el solar de Rutis que había servido de garantía.
Pero la historia continúa. Un juzgado condenó a Landeira a pagar 60.000 euros a cada propietario puesto que no había cumplido el acuerdo con las familias cullerdenses, pero, al parecer, nunca llegó a pagar esta cantidad.

Proyecto
En el Ayuntamiento de Culleredo aseguran que han recibido el estudio detalle de la parcela en cuestión. Confirman que la modificación del proyecto viene ideado por Fontenla y por Landeira. Desde la administración municipal consideran que el convenio que en su día firmó Landeira con los vecinos de Rutis “continúa en vigor”, por lo que si se acomete el desarrollo urbanístico, los vecinos recibirían la vivienda prometida. “Su intención es cumplir con todo”, afirman desde el gobierno local.
No obstante quieren dejar claro que el Ayuntamiento “no tiene nada que ver, porque se trata de un convenio entre partes privadas. El Ayuntamiento solo puede velar porque se cumpla el proyecto”.
Mientras parece que Landeira y Fontenla se unen para ejecutar la urbanización de Rutis, al menos algunos de los propietarios continúan en los juzgados. Como explicaba hace unos días a este diario el abogado de los que se sienten estafados, Manuel Ferreiro, al menos parece “cuestionable” el crédito que Fontenla le concedió a Landeira, ante la sucesión de los hechos.
Por ello, decidieron que fuese la Justicia la que “aclare la lógica” de esta operación financiera. De momento, solo se sienta en el banquillo de los acusados Landeira y hace un par de semanas acudía a declara como testigo Fontenla. Explicaba entonces el abogado que en el supuesto de que se demuestre que el préstamo de un millón de euros fue “simulado” para quedarse con la propiedad de los vecinos, serían “responsables los dos”, por lo que incluirían en su demanda al expresidente de los empresarios.

Culleredo confirma la unión en Rutis de Landeira y Fontenla para edificar