El fiscal atribuye al juez una “teoría conspiratoria” contra doña Cristina

GRA022. PALMA DE MALLORCA, 13/01/2014.- El juez instructor del caso N�os, Jos� Castro, atiende a los periodistas a su llegada al juzgado de Palma, donde ha confirmado que adelantar� la declaraci�n de la infanta Cristina como imputada, que hab�a

El fiscal del caso “Nóos”, Pedro Horrach, acusó ayer al juez José Castro de apoyarse en una “teoría conspiratoria” para imputar a la infanta Cristina al cuestionar la fiabilidad de los informes de la Agencia Tributaria en los que se descarta que la hija menor del rey cometiese delitos fiscales.
Por ello, solicitó al instructor que, antes de la declaración como imputada de duquesa de Palma, tome declaración como peritos a los inspectores de Hacienda que investigaron la actividad económica de la infanta a través de la empresa Aizóon, de la que es copropietaria junto con su esposo, Iñaki Urdangarin.
El acusador público considera “imprescindible” que se aclaren las dudas sembradas por Castro en su auto de imputación sobre la veracidad de sus investigaciones.
En opinión de Horrach, el juez se apoya en una “teoría conspiratoria” para “justificar la existencia de indicios delictivos que avalen la imputación” de la hija menor del rey, vertiendo sobre los funcionarios de Hacienda “imputaciones relativas al encubrimiento de intereses espurios”.
“Si el propio juez pone de manifiesto dudas acerca de la apariencia delictiva de las conductas de naturaleza tributaria atribuidas a doña Cristina de Borbón  convendrá que es imperativo citar a quienes pueden y deben despejar sus dudas”, incide el fiscal, que apostilla que “la duda en un procedimiento penal equivale a mera conjetura, sospecha o especulación”.
En su opinión, “se corre un grave riesgo de que la toma de declaración de doña Cristina de Borbón verse sobre reproches éticos y no sobre hechos presuntamente delictivos”.
Horrach, que renunció a recurrir la imputación tras renunciar a ello la propia infanta, resalta que el Código Penal no contempla como delito “imputar gastos personales a la actividad mercantil como costes de explotación”, como hizo la duquesa de Palma con Aizoon.
Rebate además Horrach la supuesta contradicción de la Agencia Tributaria respecto a la consideración de deducibles de tres facturas falsas emitidas por Intuit contra Aizoon en 2007 y argumenta que los inspectores las consideraron así porque el propio Castro les pidió que hicieran una liquidación de la sociedad de los duques sin excluir ingresos y determinando los gastos deducibles.
Por ello insiste en la importancia de que los autores de los informes aclaren también la confusión que, a su juicio, tiene Castro entre ingreso y cobro respecto a las relaciones entre Aizoon y el Instituto Nóos. n

El fiscal atribuye al juez una “teoría conspiratoria” contra doña Cristina

Te puede interesar