Un fuego en la residencia de Sanitas obliga a evacuar a los residentes de la planta cuarta

El Ideal Gallego-2015-11-11-005-f31d5194_1
|

La calma que reinaba de madrugada en la residencia de mayores de Sanitas, en Monte Alto, se vio interrumpida ayer por el incendio de un colchón en una de las habitaciones que llenó las instalaciones de una gran humareda que alarmó a todos los residentes, que se despertaron sobresaltados por el sonido de las alarmas alrededor de las ocho menos cuatro de la mañana. El personal reaccionó inmediatamente y trasladó a las veinte personas que residen en la cuarta planta a a otra zona, mientras sofocaban el fuego con los extintores.
Las llamas no llegaron a afectar las instalaciones, aunque la humareda fue considerable: “Ocurre siempre. Los colchones generan mucho humo”, explican desde Bomberos. Ninguno de los mayores resultó intoxicado por inhalaciones de gases, pero éstos se habían acumulado en el interiores de las habitaciones. Así que, aunque para cuando llegaron el fuego ya estaba apagado, permanecieron casi una hora en las instalaciones para asegurarse de ventilarlas bien, más incluso de lo que suelen hacerlo, en atención a la avanzada edad de los residentes, a los que le humo podía provocarles complicaciones respiratorias. 
En cuanto al origen del fuego, debido a cómo comenzó, fuentes del servicio de emergencias apuntaron a que probablemente tenía que ver con una colilla encendida. Pero desde Sanitas aclararon que  el fuego se había producido por un aparato eléctrico: según la empresa, uno de sus residentes, un hombre que se encuentra en perfecto uso de sus facultades mentales, se aseó y se marchó a desayunar dejando un secador para el pelo sobre el colchón. 
Desde Sanitas destacan la eficiencia con la que se desarrollaron las labores de evacuación. “Gracias a la práctica obtenida en talleres y prácticas”. En todo caso, una hora después, la residencia recobró la normalidad.   Hasta el lugar se desplazaron, además de los bomberos, el 092, el 091 y varias ambulancias, que no tuvieron que trasladar a nadie. n

Un fuego en la residencia de Sanitas obliga a evacuar a los residentes de la planta cuarta