El Cerceda se planta en la parte alta tras ganarle al Dorneda

Quique Cubas (i), con Manu en el partido de ayer quintana
|

El más difícil todavía para el Cerceda. Se desquitó de uno de los partidos más incómodos de la temporada con una victoria: ganó al Dorneda en O Condús. El solitario gol de Julio Bayo fue suficiente para que los tres puntos viajasen para O Roxo.

Sin grandes novedades en cuanto a los planteamientos que se podían esperar por parte de uno y otro equipo, el encuentro transcurrió bajo el guión establecido. Eso sí, sin demasiadas ocasiones de gol en una y otra portería.

Carlos Brizzola dio entrada a Alfonso en el once inicial y situó a Dapo en el centro del campo junto a Élmer ante la ausencia del lesionado Héctor. Lemos optó por el doble pivote con César Otero y Julio Bayo.

Cuando parecía que el partido podía morir con el 0-0 inicial, el Cerceda sorprendió al Dorneda en una acción a balón parado (quién lo diría...).

Quique Cubas sacó rápido un córner. Le dejó el cuero a Xaco. Este colocó el esférico en el corazón del área. Allí estaba Julio Bayo. El medio cabeceó al fondo de las mallas.

Faltaba seis minutos para el noventa. El Dorneda intentó quemar todos los cartuchos, pero no consiguió batir a un Darío que, en los dos partidos disputados tras la lesión de Cristopher, no encajó ningún gol.

Con el triunfo de ayer, el Cerceda empata a puntos con el Pontevedra (cuarto). El Dorneda sigue siendo el colista. n

 

El Cerceda se planta en la parte alta tras ganarle al Dorneda