El dueño de InterRías y sus dos hijos se acogen al derecho a no declarar

GRA349. LUGO, 27/03/2015.- El máximo accionista de la agencia de viajes InterRías, Carlos Américo Troncoso (c), junto a sus hijos Carlos y Susana, tras quedar en libertad esta tarde, imputados y sin medidas cautelares después d
|

El máximo accionista de la agencia de viajes InterRías, Carlos Américo Troncoso, y sus hijos Carlos y Susana, quedaron en libertad ayer por la tarde, imputados y sin medidas cautelares tras comparecer ante la jueza Pilar de Lara que dirige la operación “Cóndor”.

Fuentes de la defensa informaron de que los tres se acogieron al derecho a no declarar.

Los tres fueron citados ayer en los Juzgados de Lugo en el marco de la instrucción de la operación, que investiga supuestas actuaciones ilícitas del grupo empresarial de transporte de viajeros Monbus.

La magistrada Pilar de Lara ha imputado al propietario de Monbus, Raúl López, y al yerno del empresario, Rafael Casqueiro, el director comercial del grupo.

Raúl López y su yerno abonaron sendas fianzas impuestas por la jueza instructora para permanecer en libertad tras pasar a disposición judicial la semana pasada, según confirmó ayer el Tribunal Superior de Xustiza.

Pagos

Al empresario gallego esta jueza le impuso el abono de una fianza de 20.000 euros, en el plazo de cinco días, por su libertad; así como la obligación de comparecer los lunes y miércoles y la prohibición de salir de España, con la retención cautelar de su pasaporte.

Por su parte, para su yerno, que pasó a disposición judicial el pasado viernes, la jueza fijó una fianza de 15.000 euros, también a abonar en un plazo de cinco días para evitar su ingreso en prisión, que finalizaba ayer.

La investigación también ha salpicado a dos mandos militares, un teniente coronel y un sargento. El oficial quedó en libertad, sin fianza, aunque continúa imputado en esta causa.

Fuentes cercanas al caso informaron de que la jueza investiga si existe una contabilidad B en Monbus, para lo que esta empresa se ayudaría supuestamente de la agencia de viajes InterRías, con sede en Sanxenxo.

Contratos

Asimismo, pretende averiguar si esta compañía, Monbus, pudo haber pagado mordidas para hacerse con la concesión del contrato de transporte de las Fuerzas Armadas.

Además de las diez detenciones, Aduanas se incautó de en torno a 1,3 millones de euros en este operativo, la mayoría en hoteles, salvo 80.000 euros intervenidos en un vehículo de Raúl López. También fue registrado el despacho de un funcionario del Ministerio de Fomento.

Vigilancia Aduanera permanece estos días analizando minuciosamente toda la documentación intervenida en los diferentes registros realizados en domicilios y empresas en el marco de la operación “Cóndor”.

El dueño de InterRías y sus dos hijos se acogen al derecho a no declarar