El depósito de muebles y electrodomésticos en la calle no desciende a pesar de los avisos del Gobierno local

Asientos de un vehículo depositados junto a un contenedor en la avenida de Arteixo | quintana
|

La presencia de muebles y electrodomésticos viejos en la calle continúa como una constante en la ciudad pese a los avisos del Gobierno local. Fue en julio cuando la empresa concesionaria de la recogida de basura, Cespa, le entregó a la concejalía de Medio Ambiente un informe en el que se indicaba que diariamente, de lunes a viernes, recogen una cantidad muy alta de utensilios y aparatos viejos, como muebles y electrodomésticos, y que su capacidad de actuación se veía desbordada. 

Ahora, dos meses después y con la temporada estival llegando a su fin, fuentes del Ayuntamiento confirman que no se ha notado ninguna mejoría con respecto a esta situación en las últimas semanas. Cespa también afirmó en julio que este problema provoca que se corra el riesgo de que parte de estos depósitos permanezcan en la calle más tiempo del que sería deseable. 

De lunes a viernes, según el informe emitido por la empresa concesionaria, la media diaria de actuaciones de recogida está en setenta para mobiliario y cuarenta para electrodomésticos. Eso sí, destacan que estas recogidas se diferencian debido a que son equipos de trabajo distintos y con destinos diferentes y esto haría un total de 110 actuaciones diarias de media. 

Ante esta situación, desde el Gobierno local solicitaron a todos los ciudadanos que no se depositase ningún mueble, electrodoméstico u otros voluminosos en la calle sin dar previo aviso al 010. Una vez dado el aviso, piden que se respeten las indicaciones y que no se depositen antes de la hora establecida para la recogida.

Puntos limpios
En las últimas semanas de julio, el promedio de avisos al 010 superaba los cien en utensilios y casi los cincuenta en electrodomésticos, pero no se contemplan en estas cifras los objetos que los vecinos abandonan sin dar aviso de recogida. En A Coruña hay dos puntos limpios que abren todos los días de la semana. Se trata de los ubicados en Eirís y en la ronda de Outeiro/Os Rosales, además de la existencia de un punto limpio móvil al que se pueden llevar todos estos utensilios. El hecho de no respetar estas ordenanzas puede ser objeto de sanción económica, tal y como sostienen desde la concejalía de Medio Ambiente, en la que recientemente también notaron un incremento en la aportación de cartón abandonado delante de los contenedores. 

La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, señaló hace unos meses que en la actualidad solo separa bien los residuos el 25% de los coruñeses. Además, Fontán aseguró que se pondrá en marcha una campaña de concienciación e información sobre este punto y apeló a la “colaboración y el compromiso” de todos los residentes en la ciudad. Estos últimos días se han visto en diferentes espacios de la ciudad algunos ejemplos de este depósito de mobiliario en la vía pública. En la avenida de Arteixo, a la altura del parque de Santa Margarita, ya se cumplen cuatro días desde que los vecinos de la zona conviven con unos asientos de coche colocados junto a un contenedor.

En Eirís, los residentes del barrio denuncian desde hace meses la presencia de madera, colchones, aparatos electrónicos y plásticos que se acumulan en un camino anexo al punto limpio. Todo ello es calificado por los propios vecinos como un “vertedero incontrolado”.

El depósito de muebles y electrodomésticos en la calle no desciende a pesar de los avisos del Gobierno local