España se acerca al pico de fallecidos tras registrar la cifra más alta de la tercera ola, con 724

Un sanitario ayuda a otro a ponerse un EPI en Madrid | Eduardo Parra
|

Sanidad notificó ayer 724 muertos más respecto a las cifras de este lunes, lo que supone el mayor dato de fallecimientos de la tercera ola. Con ello, la cifra total de fallecimientos se eleva a 59.081, de los que se registraron 1.776 en los últimos siete días.


Asimismo, Sanidad comunicó 29.064 nuevos positivos desde el lunes y un ligero descenso de siete décimas de la presión en las UCI, hasta una ocupación del 44,58%, así como una nueva bajada en la incidencia acumulada hasta los 846,84 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, 18,8% puntos menos.

De esta forma, la cifra total de contagios por Covid-19 se eleva hasta el momento 2.851.869.


Por otra parte, la Comunidad Valenciana concentra 465 de las muertes de los últimos siete días, mientras que en Andalucía hubo 280; en Castilla y León 161; en Galicia 152; en Murcia 130, y en Extremadura 116.


Además, por primer vez en 2021 la presión hospitalaria registró un ligero descenso en las unidades de cuidados intensivos. Ha sido una bajada de siete décimas y ayer hubo 4.853 enfermos de Covid-19 en estas dependencias, 41 menos que este lunes.


En los hospitales españoles hay 31.118 personas hospitalizadas con coronavirus (905 menos), que ocupan un 24,18% de las camas totales (frente al 24,96%).


Asimismo, Sanidad informó de que se practicaron un total de 1.755.452 pruebas diagnósticas entre los días 23 y 29 de enero, con una positividad del 13,97%, frente al 14,44% del día previo.


Medidas de las comunidades

Por su parte, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, pidió a las comunidades que no relajen por el momento las medidas de restricción impuestas para atajar la tercera ola de la pandemia, a pesar de los ligeros descensos observados en los últimos días.


En esta línea, la ministra afirmó que “en el combate contra el virus no hay atajos”.


Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, estudiará la posibilidad de retrasar hasta dos horas (de nueve a once de la noche) el cierre de la actividad no esencial, como los establecimientos culturales, comerciales y hosteleros, si la tendencia lo permite.


Asimismo, pidió de nuevo una estrategia nacional de movilidad que incluya control de autobuses y trenes del extranjero.


Ante la polémica por las medidas de Madrid, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, achacó la “dejación de funciones” del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el cruce de reproches que se visualizó estos últimos días entre presidentes autonómicos.


En esta línea, Ayuso se negó a entrar en confrontación con sus homólogos por considerar que “esto es insensato” y afirmó que los mensajes deben ser “de apoyo, de trabajo conjunto y de respeto”.

Por otro lado, la hostelería catalana lamentó la situación en la que se encuentra el sector ante las restricciones impuestas. “Estamos en las últimas”, afirman.


Asimismo, casi una treintena de municipios andaluces sale hoy del cierre perimetral al reducir su incidencia, aunque Málaga capital cerrará su actividad no esencial ante el incremento de contagios, medida que fue recibida con la indignación entre el comercio y la hostelería.


En otra línea, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias remitió a todos los centros nuevas recomendaciones para frenar la expansión del virus entre internos y trabajadores, entre ellas, la suspensión de comunicaciones orales y especiales. 

España se acerca al pico de fallecidos tras registrar la cifra más alta de la tercera ola, con 724