A juicio dos altos cargos de una empresa por la muerte de uno de sus empleados

|

redacción > a coruña
  El consejero delegado y el jefe de turno de una empresa de cerámicas verán al juez el próximo 30 de junio en calidad de imputados por un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de homicidio imprudente. La Fiscalía solicita que pase en prisión tres años porque entiende que son responsables de la muerte de uno de sus trabajadores.
El escrito facilitado por el Ministerio Público detalla como el pasado 10 de junio de 2008, el empleado se encontraba realizando su labor habitual en una planta de la entidad cuando uno de sus compañeros detectó que se había producido una acumulación de tejas en la zona del secadero, que impedía que éstas llegasen hasta el área donde habitualmente se apila el producto. La víctima, atendiendo a la versión del fiscal, se introdujo entonces en la maquinaria para alinear las tejas manualmente pero, cuando el engranaje se puso a funcionar nuevamente con él dentro, perdió la vida.

Negligente >
La acusación pública asegura que a la maquinaria no se le había realizado ninguna evaluación, ya que estaba prevista para una fecha posterior al incidente. Asimismo, sostienen que el malogrado operario no había recibido la formación teórica que correspondería a una persona en su puesto. Apuntan además que la reja que debía impedir el paso al interior de la máquina estaba alterada y por ese motivo el fallecido se pudo introducir fácilmente.
Además de la condena penal, tendrían que hacerse cargo además de las costas del proceso si fuesen hallados culpables.

A juicio dos altos cargos de una empresa por la muerte de uno de sus empleados