Carlos: “Ahora tampoco hay que tirar cohetes”

Deporte Campeón-2018-10-19-002-87f5aea6
|

Carlos Fernández hizo ayer un llamamiento a la calma, tras la euforia que se ha desatado en el entorno deportivista, después del buen juego exhibido por los pupilos de Natxo González en las últimas jornadas y los diez puntos sumados de los doce últimos posibles.

“Hay que buscar un poco ese equilibrio entre la semana de Alcorcón, que parecía que el equipo no jugaba a nada, que no tenía claras las ideas, y ahora, que tampoco hay que tirar cohetes. Saber que se están haciendo las cosas bien, ser conscientes de la realidad, asumirla, pero que eso no influya en el trabajo diario, en nuestro objetivo, en el siguiente partido. Creo que tenemos la madurez suficiente para saber cómo estamos haciendo las cosas y que eso no afecte a nuestro crecimiento”, avisó el delantero antes del inicio del entrenamiento en Abegondo. 

1. Ser el mismo Depor en Riazor y fuera
El sevillano valoró la notable mejoría experimentada por el cuadro coruñés en el aspecto ofensivo en las últimas semanas, ya que sus cuatro atacantes han marcado. De hecho, entre todos suman trece goles: “Hablamos a principio de temporada de que defensivamente el equipo estaba bien y que lo que faltaba era más fluidez en ataque y que nos pareciéramos un poco más al Depor de casa y creo que cada día estamos más cerca. Intentamos trabajar y mejorar para cada día tener un nivel más alto en ese aspecto”.

2. “Con paciencia y trabajo todo llega”
Precisamente, el joven futbolista ha marcado los cuatro últimos tantos de la escuadra blanquiazul (uno contra el Málaga y tres ante el Elche), cortando, así, la sequía que había sufrido en los primeros encuentros de la competición.

“Se estaba resistiendo un poco el gol, lo hablábamos a principio de la jornada, pero con paciencia, trabajo y constancia todo llega y estoy muy contento de poder ayudar al equipo”, manifestó el jugador de 22 años, que aseguró que no perdió la calma cuando la pelota no entraba.

“Muchas veces son rachas, al principio uno no está afortunado de cara al gol y luego, cuando menos lo esperas, encadenas dos o tres partidos que haces varios goles. Lo importante es estar tranquilo, tener clara la idea del equipo, de juego, intentar aportar lo  máximo para el grupo. Independientemente de que en los primeros partidos no estuve acertado de cara a puerta, creo que aporté otro tipo de cosas y lo importante era que se conseguían puntos y se ganaba”, señaló el artillero.

En ese sentindo, restó importancia a la autoría de los goles: “Una semana le tocará (marcar) a Quique, otra a Borja, otra a Christian, otra a otros compañeros que no son delanteros, pero lo importante, el objetivo, está claro que es ganar y llevar al Depor a lo más alto”.

El andaluz negó cualquier tipo de pique amistoso entre él y Quique (máximo realizador de la plantilla con seis tantos) por ver quién acaba pichichi: “Eso no se habla de puertas para adentro, el gol es algo que está un poco repartido”.

3. Sorprendido por su rápida adaptación
El ariete cedido por el Sevilla no recaló en el conjunto deportivista hasta el 31 de agosto, pero se convirtió en un jugador fundamental desde su debut, ya que ha disputado los seis últimos encuentros de Liga, todos como titular. El propio jugador confesó sentirse sorprendido por su rápida adaptación cuando se le preguntó si esperaba ensamblarse tan pronto en el equipo.

“La verdad es que no, un poco por las circunstancias, después de la lesión, por no hacer pretemporada, llegar a un equipo nuevo, tener que adaptarme a un sistema de juego nuevo, vivir fuera de casa, a todo un poco. Gran parte de culpa de que el proceso haya ido tan rápido lo tiene todo el club, toda la gente que convivimos el día a día, que me han ayudado y me lo han hecho todo más fácil”, admitió.

4. Solo le preocupa el presente
Agustín López, quien entrenó al delantero en el juvenil del Sevilla, afirmó esta semana que, de no haber sufrido dos lesiones graves en las últimas campañas, Carlos Fernández no estaría hoy en el Depor, sino en la primera plantilla nervionense, algo en lo que el jugador prefiere no centrarse.

“Si me tuviera que parar a pensar en el pasado, lo que podría haber llegado a ser, no estaría centrado en el presente, en mejorar, en crecer y en lo que viene ahora, por lo tanto no pierdo mi tiempo en darle vueltas a la cabeza con lo que pudo ser y no fue. Ahora estoy aquí, muy contento, ilusionado y tenemos un partido muy bonito en Córdoba para intentar traernos los tres puntos”, dijo.

5. Espera a un rival ‘enchufado’
Sobre el enfrentamiento de mañana, dijo que está convencido de que el conjunto cordobés saldrá a morder desde el pitido inicial.
“Hay que enfocar este partido como si fuera el último, es la filosofía que tenemos desde el principio de temporada. Creo que van a apretar bastante desde el principio y hay que salir muy concentrado, tener las ideas muy claras e intentar contrarrestar ese arranque tan fuerte que estoy convencido que van a tener”, sentenció.

Carlos: “Ahora tampoco hay que tirar cohetes”