“Detecté que todas las firmas olvidaban el cuello de botella que es la bandeja de entrada”

Ricardo Villa en las oficinas de Mailbor patricia g. fraga
|

Galicia ya cuenta con el primer gestor de correos electrónicos desarrollado al 100% en la comunidad. La plataforma Mailbor nació “en septiembre del año pasado” de la mano de Ricardo Villa, el CEO de la empresa, y otros dos socios, y ahora empieza a calar en los usuarios. Una de las cuestiones que más destacan de esta nueva herramienta es la posibilidad de organizar todos los correos nada más entran en la bandeja y la ventaja de eliminar los mensajes enviados por error.

¿Qué debería mover al ciudadano a utilizar Mailbor?
Que es un gestor diferente a todo: te permite crear direcciones personalizadas al momento. Es decir, puedes tener una dirección para temas de trabajo, otra para cuestiones personales, otra para temas vecinales... Van todos a la misma bandeja de entrada pero permiten buscar de manera rápida.
¿Cómo se crean esas cuentas?
Uno se las inventa en el momento para tener todos los correos organizados. Esto es más fácil que el correo convencional. Además, a los mensajes les pueden poner las etiquetas que quieras a mayores.

Una de las ventajas más alabadas es la de eliminar correos equivocados. ¿Es sencillo?
Como Google trabajamos en la nube pero ofrecemos dos formas de envío. Una directa que va al servidor de correo del receptor y otra, en una pestaña adicional, que es de envío por enlace. Es en este caso en el que se pueden borrar porque envías un mensaje y para leer el resto esa persona tiene que pinchar. Mientras no lo haga puedes anular el link.

¿Por qué se decidió a crear esta herramienta?
Estuve en el mundo de la reprografía, en gestión de proceso y documental y siempre pensé que todo el mundo, todas las empresas, buscaban soluciones a la gestión de documentos pero se olvidaban del cuello de botella que es la bandeja de entrada, que había que organizar.

¿El objetivo final es ahorrar tiempo al usuario?
Entendemos que hay cosas que en el correo convencional van rapidísimo pero el problema viene cuando hay que buscar algo: queremos llegar a una velocidad similar. n

“Detecté que todas las firmas olvidaban el cuello de botella que es la bandeja de entrada”