Mueren dos jóvenes en Cerceda tras arder su coche después de un choque frontal

estado en que quedó el todoterreno de la marca Mercedes tras la colisión | cedidas
|

Dos jóvenes de 21 y 26 años perdieron la vida en un accidente de tráfico ocurrido en la noche de Reyes al paso de la carretera

AC-413 por la parroquia cercedense de Rodís. Las víctimas murieron carbonizadas luego de que su coche saliese despedido tras colisionar frontalmente contra otro y empezar a arder nada más empotrarse contra un poste de hormigón. El matrimonio que viajaba en el otro vehículo resultó herido grave y luego de ser atendido en el lugar por personal del PAC larachés, fue trasladado al Chuac.

La brutal colisión ocurrió poco después de las 10 de la noche del domingo a la altura de la estación de servicio de A Tablilla y en ella se vieron involucrados un Citroën Saxo que circulaba en dirección a A Silva y un todoterreno de la marca Mercedes que iba en sentido Ordes.

Todo hace indicar que el Saxo, en el que viajaban Kevin Ramilo Pallas, de 21 años y un compañero de trabajo de 26 años y con domicilio en Ordes, invadió el sentido contrario y acabó impactando frontalmente con un Mercedes que se dirigía hacia Ordes y a cuyo volante iba A.L.C., de 53 años, al que acompañaba su mujer, M.V.M., de 51. El impacto fue tan violento que el turismo pequeño salió despedido y acabó empotrándose contra un poste de hormigón, tras lo que empezó a arder con sus dos ocupantes atrapados en el interior.

En el momento del accidente, que tuvo lugar en un tramo recto en el que la velocidad máxima permitida es de 70 kilómetros por hora, había poca visibilidad debido a la niebla.

 

Auxilio de vecinos

Vecinos y personal de la gasolinera de A Tablilla junto a la que tuvo lugar el trágico accidente, fueron los primeros en auxiliar a los heridos. Javier Iglesias, uno de esos vecinos, relató a las cámaras de la TVG que en un primer momento ni tan siquiera se percataron de que lo que estaba ardiendo era un coche, por lo que centraron sus esfuerzos en el otro vehículo. “Salimos corriendo y ya vimos un coche tirado en la cuneta con la ruedas levantadas. Una persona que estaba intentando salir y que casi lo consiguió por su propio pie, era el conductor. El fue el que nos dijo que en el asiento del copiloto estaba su mujer. Abrimos la puerta e intentamos sacarla. Pensamos que estaba atrapada por el chasis. Arrancamos la puerta y tiramos y entre un amigo, dos hijos y yo, conseguimos sacarla”, relató el testigo. Sobre el Citroën incendiado apuntó que “en un principio no nos dimos cuenta de que era un coche hasta que lo comentó el otro conductor, entonces vimos que había una bola de fuego y que era un coche”.

Según informó el 112, un familiar de uno de los jóvenes fallecidos también necesitó atención médica al conocer la fatal noticia. Desde la central de emergencias pusieron sobre aviso a los profesionales del Grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Graves Emerxencias por si acaso sus servicios fuesen requeridos por las familias.

Al lugar del accidente también se desplazaron agentes de la Guardia Civil de Tráfico y de las Policías Locales de Cerceda y Tordoia,  así como efectivos de Protección Civil.

Mueren dos jóvenes en Cerceda tras arder su coche después de un choque frontal