Betanzos insiste en su demanda de supresión del peaje de la AP-9 para reducir el “caos” de la N-VI

13 octubre 2010 / 17 enero 2014 página 22 A Coruña.- Normalidad y escasas retenciones en la operación retorno del puente del Pilar El peaje de Guísamo registró retenciones puntuales
|

Para el Ayuntamiento de Betanzos, los problemas que padecen los residentes en Oleiros, como los de Sada y Bergondo, los tres municipios por los que discurre la N-VI entre la capital betanceira y A Coruña, avalan sus demandas para la supresión del peaje en este tramo de la AP-9. “Es necesario y urgente crear vías directas de acceso a la ciudad a través de la autopista”, señaló el alcalde, Ramón García Vázquez. Libre de cargas para mitigar los atascos de la N-VI. 
El mandatario local, que “entiende y respalda” las reivindicaciones de Ángel García Seoane, considera que las medidas solicitadas desde el municipio oleirense,  “con otras que se llevaron a cabo en varios tramos y las que tendrán que acometerse” mejorarán las comunicaciones del área metropolitana con A Coruña. Pero insiste en que “todas estas actuaciones no son suficientes para reducir los atascos” y que lo que se debe proyectar son “mejoras en los núcleos de población que limitan con la N-VI que incrementen la seguridad, y estas completarlas con otras que reduzcan el número de vehículos en esta vía, que es lo fundamental”, resumió García Vázquez.
Desde el Ayuntamiento de Betanzos señalaron que, si bien es cierto que el municipio, por su situación, mantiene relaciones directas con Ferrol y A Coruña, no es menos cierto que existen vínculos más estrechos con esta última y su área de influencia, lo que compromete todavía más los  problemas de la N-VI.

“DE UNA VEZ POR TODAS”
Para el primer edil, la alternativa pasa por lo que tanto de manera individual como a través del Consorcio As Mariñas “ya se puso sobre la mesa en su día: que la Xunta negocie, de una vez por todas, con Fomento y Audasa la supresión de los peajes de Guísamo y Macenda”. 
En este sentido, García explicó que las propuestas de liberación del peaje o reducción, como mínimo, de una parte “no fueron atendidas y es hora de que se nos tenga en cuenta dada la situación de la N-VI, con tramos cada vez más urbanos, y el número de vecinos de la comarca betanceira que usaría esta vía para comunicarse tanto con A Coruña como con los ayuntamientos de su cinturón como Cambre, Oleiros y Culleredo”. 
Así, para el Gobierno de Betanzos, uno de los objetivos del área en materia de infraestructuras tiene que ser reducir el número de vehículos en la N-VI y, para ello, los conductores deberían contar con un incentivo para utilizar la AP-9. 

INICIO DE LAS NEGOCIACIONES
En este sentido, el Consistorio brigantino propuso que las administraciones implicadas en este tema como Fomento y Xunta negociasen con Audasa la adopción de medidas que incentiven y promuevan el uso de la AP-9 hacia A Coruña desde Macenda y Guísamo como se hizo en otros puntos de Galicia a través de liberar el pago del viaje de vuelta por estos peajes “siempre que se realice el mismo día que el trayecto de ida”, como en el entorno de Vigo.
Los responsables municipales entienden que  la situación de la N-VI en estos momentos “no parece que sea la más adecuada para soportar la densidad de tráfico que tiene a diario” entre Betanzos y A Coruña.
En este sentido, desde el equipo socialista alertan del incremento registrado en los últimos años “coincidiendo con la subida de las tasas de la autopista y, en consecuencia, con una reducción de vehículos en esta vía rápida” por lo que es necesario que se adopten medidas para que parte del tráfico que tiene la N-VI pueda tener otra alternativa en sus desplazamientos a la ciudad de A Coruña durante todo el año a través da autopista desde Macenda (Abegondo) y Guísamo (Bergondo). n

Betanzos insiste en su demanda de supresión del peaje de la AP-9 para reducir el “caos” de la N-VI