Muy pendiente del playoff

El polivalente futbolista berciano, en un entrenamiento durante la presente temporada | pedro puig
|

Actualmente de vacaciones, el atacante berciano Borja Valle, que el pasado curso finalizó contrato con el RC Deportivo, se encuentra barajando las distintas opciones que dispone para proseguir su carrera profesional.

Uno de los clubes que disputan el playoff de ascenso (Zaragoza, Almería, Girona o Elche) se ha interesado de manera firme por hacerse con sus servicios el próximo ejercicio.

El entorno del futbolista se encuentra, lógicamente, en compás de espera hasta que se defina cuál de estos cuatro conjuntos militará el año que viene en Primera División.

Con la carta de libertad bajo el brazo y con una dilatada experiencia tanto en Primera como en Segunda División, Valle adoptará la próxima semana una postura definitiva respecto a su porvenir futbolístico.

El agente del jugador, Rodrigo Fernández Lovelle, confirmó las ofertas que posee encima de la mesa en un verano convulso, marcado por la crisis económica y las dudas generadas por la pandemia del coronavirus.

“Es cierto que estamos pendientes de los equipos del playoff porque todo puede cambiar, hay uno que está muy interesado pero de momento no podemos revelar su identidad”, destacó.

Borja Valle, uno de los jugadores del Deportivo 19-20 más dolido con la decisión de la Liga de Fútbol Profesional de no haber dejado competir al club en igualdad de condiciones que sus rivales por la permanencia, podría regresar al Martínez Valero, donde ya estuvo cedido en las filas del Elche en la temporada 16-17 en la categoría de plata del fútbol español.

En las próximas fechas —el 23 de agosto se celebrará la vuelta de la final de la promoción— su entorno tendrá que anunciar el nuevo destino para un deportista que acaba de cumplir 28 años y que, por lo tanto, se halla en el umbral de su hipotético mejor rendimiento profesional.

Oferta herculina
El RC Deportivo de La Coruña tampoco pierde la esperanza de que el propio futbolista pueda renovar su vinculación contractual.
La encrucijada en la que se encuentra la entidad de la Plaza de Pontevedra —sin saber a ciencia cierta en qué categoría actuará en la campaña 20-21— ha condicionado las conversaciones con el berciano, que arribó a A Coruña en verano de 2016.

En el anhelado caso de que los blanquiazules permanezcan en la división de plata, Borja Valle podría plantearse seriamente la opción de continuar su vida deportiva en una ciudad en la que su adaptación ha sido perfecta.

Muy pendiente del playoff