Los sindicatos advierten de que el poder adquisitivo de los empleados públicos ha caído un 30 por ciento

|

El poder adquisitivo entre los empleados públicos ha caído un 30% desde el inicio de la crisis, señaló el presidente del sindicato CSIF, Miguel Borra, que sostuvo que es inviable seguir por ese camino y plantea “trabajar muy duro” para recuperarlo.
Borra apostó por vincular el crecimiento del PIB a la recuperación de la capacidad adquisitiva de los empleados públicos y aseguró que si esta crisis no ha servido para “poner coto” a lo que hacen los políticos, “entonces no ha servido para nada”.
Borra se refirió a los alcaldes y a los presidentes de las comunidades y dijo que si ahora, con la recuperación, “se vuelven a lanzar a hacer lo que les dé la gana, la crisis habrá sido en vano”.
A modo de ejemplo, el presidente del CSIF comentó que “hay pueblos que tienen polideportivos en los que cabría sentada toda la población de ese municipio”. El responsable del CSIF insistió en que para un gobierno es muy fácil “dar a la tecla” del sector público y “ahorrarse unos millones”, y recordó que el Ejecutivo todavía adeuda a los empleados públicos el 75% de la extra de Navidad que suprimió en 2012, y de la que solo se devolvió una cuarta parte.

recursos
Sobre la sentencia del Constitucional, que declara extinta la cuestión de inconstitucionalidad, planteada por la Audiencia Nacional, sobre la supresión de la extra de 2012, el CSIF insiste en que el Tribunal solo se pronunció sobre la devolución de la parte devengada, por lo que quedan pendientes los recursos que afectan a la totalidad de la retribución.
Hizo hincapié en la complicada situación de los empleados de la Administración, donde hay “muchísimos mileuristas”, y advirtió de que además la tasa de reposición es del cero por ciento y del 50% en los servicios esenciales. Explicó que esto implica que de cada 10 policías que se jubilan se cubren cinco plazas, y de cada 10 médicos, lo mismo.

Los sindicatos advierten de que el poder adquisitivo de los empleados públicos ha caído un 30 por ciento