La “marea” inspira a las comparsas de carnaval en la modalidad de música y letra

Copia de El Ideal Gallego-2016-01-31-013-9470980f
|

Cinco comparsas inyectaron espíritu carnavalero a las butacas del Palacio de la Ópera, que fue testigo de cómo la retranca se vestía de charanga en un concurso donde la “marea” copó el protagonismo de muchos estribillos. La modalidad de música y letra se debatió entre la percusión de Kilomberos y Melandros, estos últimos en su condición de novatos, y composiciones que recordaron el cambio de testigo en María Pita cuando a algunos, la pleamar les pilló desprevenidos. 
Así fue cómo los de Monte Alto a 100 pusieron a bailar a las nuevas tecnologías “atención y ojo al dato que hasta en la hora de comer entre cubierto y plato, algún móvil se ha de leer”, junto a una segunda propuesta, en la que rememoraron lo ocurrido en mayo cuando la marejada subió y subió y “hay mucho afectado porque el PP naufragó”. Lo hicieron con antifaz en ristre y sombreros haciendo juego.
Los de Amigos da Xoldra se presentaron con trajes de inspiración árabe para musicar dos composiciones sobre la incursión de Marea Atlántica en el Ayuntamiento en “De marea a mareona” y asegurar que “en María Pita xa non levan corbata, non usan chófer nin farrapos de gaitas”. La agrupación ganadora disparó ironía con letras como “xa nos gobernan en mangas de camisa e van en bici porque non teñen prisa” y una segunda “Vaya guasa”, con las que convencieron al público. Inspirados en Ferreiro, Os Maracos lo apodaron como “o neno de Os Mallos” para continuar destilando a golpe de montera un perfil, el del “alcalde da marusía”, con camisola de cadros, vaqueiros todos os días”, que “non da cartos ás touradas e non vai na procesión, cos curas non quere nada e permite o botellón”. 
En su segunda entrega, la comparsa habló de “honrados y delincuentes” en un momento en el que “privatizaron a sanidade e recortaron na educación, despidos case de balde e o leite sen solución”. Con otra puesta en escena diferente, Kilomberos puso por delante el ritmo para aderezar unas letras sobre “Hombre rico, hombre pobre” en un país “donde no hay robo ni corrupción”. Los de Monte Alto probaron suerte con “Kilombero de nueva generación” y la disputa por el trono subió a la palestra a una quinta agrupación, que lanzó al viento su “Popurri melandrista” y “Despedida al nacer”, del mismo corte que los anteriores y con ganas de colarse entre lo mejores. Vestidos de negro y rojo, lo consiguieron. 
Los aspirantes a premio descargaron su creatividad en el auditorio durante más de una hora ante un jurado compuesto, entre otros , el concejal de Cultura, José Manuel Sande, o el artista polifacético Xurxo Souto. 
Tras la deliberación, los encargados de dictaminar veredicto colocaron de primeros en el podio a Amigos da Xoldra, que se impusieron con su repertorio político-festivo. Esto les hizo merecedores de un cheque en metálico de 1.500 euros. De segundos quedaron Monte Alto a 100, con 1.200 euros y el tercer puesto recayó en los Melandros, que sumaron 800 a sus arcas en una primera jornada de comparsas, donde Os Maracos y Kilomberos  se llevaron dos accésits de 150 euros. La siguiente cita será el viernes en la calle con la entronización del dios Momo.

La “marea” inspira a las comparsas de carnaval en la modalidad de música y letra