Las áreas comerciales evitan que la crisis dañe al sector de la seguridad coruñés

|

El Ideal Gallego-2011-06-23-011-b801b620

A.P. > a coruña
   “Como coruñés, tengo que reconocer que el boom de los centros comerciales en esta ciudad, es desorbitado”, reconoce José Santos. Ahora bien, en su calidad de portavoz de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Seguridad (Aproser) en Galicia, Santos también tiene que reconocer que lo que es un mal para pequeño comercio coruñés se ha convertido en una tabla de salvación a la que se aferra el sector en A Coruña en un momento de crisis económica. Según el secretario general de Aproser, Eduardo Cobas, la creación de lugares como Marineda City ha aumentado la  demanda de seguridad privada en cerca de un 5%, lo suficiente como para compensar la bajada en otros sectores por la crisis. El resultado es que en A Coruña no se destruyó empleo en este campo.  
Los cálculos de Aproser indican que casi 600 personas trabajan en la ciudad para una empresa de seguridad, para las que estos momentos resultan tan duros como para cualquier otro negocio. “Hay muchos tópicos en este sector, y uno de ellos es que la crisis nos beneficia: no es cierto, porque desde  el 2008 no ha parado de bajar la facturación”, aseguró Cobas. El secretario general de Aproser expuso estos datos en la Fundación Novacaixagalicia, donde se presentó la rama gallega de la asociación.
Al acto acudieron representantes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como el subdelegado de Gobierno, José Manuel Pose, la delegada territorial de la Xunta, Belén do Campo, y el concejal de Servicios Sociales, Julio Flores. Para estos dos políticos del PP se trataba del primer acto público al que comparecían investidos de sus actuales cargos, y Flores aprovechó para explicar algunos de las medidas que prepara.

Oscuros > “Existen funciones de la seguridad privada y la pública no estaban claras, así que ahora estamos trabajando para clarificarlas”, comentó el edil. Por ejemplo,  es el gran número de vigilantes (40) que regula el acceso a los arenales coruñeses, un lugar público de libre acceso. Pero Flores recuerda que se trata de un lugar acotado, y que la función de los vigilantes consistirá única en comprobar que se cumplen las normas.

Las áreas comerciales evitan que la crisis dañe al sector de la seguridad coruñés