Benito Freire muestra en la Galería Parrote una colección de esculturas nacidas del confinamiento

Benito Freire, en la Galería Parrote | pedro puig
|

El escultor Benito Freire exhibe estos días en la Galería Parrote una colección de piezas elaboradas durante el confinamiento, una serie de obras realizadas a partir de hierro y elementos reciclados que, bajo el título de “En tránsito”, le sirvieron en su momento para evadirse de un momento “muy complicado”.

“El 90% de las esculturas están hechas durante el encierro. Aunque tenía proyectos de restauración y salía de casa para trabajar, no tenía ganas de un gran proyecto y lo que más me gustaba era dejarme llevar y hacer bocetos, como cuando el dibujante se sienta con un bloc”, explica el autor, cuyas creaciones podrán verse en Parrote hasta el próximo día 28.

Aunque en un principio las piezas no estaban pensadas para una exposición, desde la galería coruñesa Pepe Montero lo animó a exhibirlas. Precisamente, el comisario destaca la “fuerte apuesta” de su espacio por continuar programando exposiciones y mover el mercado artístico, que vive “unos tiempos muy duros”, indica Montero.

Benito Freire señala que en la muestra pueden contemplarse doce esculturas elaboradas con hierro, piezas de chatarra encontradas en la calle y piedra. “Son obras que salen de forma muy natural, muy cómodas, siempre fluyen aunque estés haciendo otras cosas”, explica.

“En tránsito” –en la que también participa Kike Ortega– tuvo que retrasarse por las restricciones fijadas contra el coronavirus, que ha trastocado todos los planes de los artistas y galeristas. “Es una lucha constante y tenemos que hacer cosas, estamos aguantando con lo mínimo pero hay que seguir”, manifiesta Benito Freire.

Benito Freire muestra en la Galería Parrote una colección de esculturas nacidas del confinamiento