Culleredo critica la falta de agentes de la Guardia Civil para vigilar de noche

las cinco nuevas incorporaciones sirven para incrementar la plantilla a 27 efectivos pablo pernas
|

El Ayuntamiento de Culleredo critica la escasez de efectivos de la Guardia Civil en el municipio y en concreto para realizar turnos durante las noches.

Según fuentes municipales, esta ausencia de agentes del Instituto Armado ha obligado al equipo de gobierno, que preside Julio Sacristán, a incrementar la plantilla de la Policía Local.

Y fue ayer cuando cinco nuevos policías tomaron posesión de sus puestos, tras superar la fase formativa y el período de prácticas. Con estas incorporaciones, la Policía Local cullerdense pasa de 22 a 27 agentes, lo que para el gobierno local supone que redundará en una mejora del trabajo del cuerpo.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Alicia Ferreiro, que presidió el acto de posesión con el alcalde, apunta a dos como las principales ventajas de contar con más agentes: refuerzo de la vigilancia y mayor presencia de patrullas a pie.

“El refuerzo en la vigilancia se notará sobre todo en la franja nocturna. La configuración de efectivos permitirá desde ahora contar con cuatro agentes por las noches”, dijo Ferreiro.

Fuentes municipales señalan que el Ayuntamiento decidió crear dos patrullas para vigilar de manera permanente el municipio y así apoyar a la Guardia Civil que, según la edil, carece de personal.

Ferreiro señala que de ese modo se realiza un trabajo conjunto entre los dos cuerpos para dar respuesta a las necesidades de los vecinos.

“Ante la falta de una apuesta por parte del Estado para incrementar la plantilla de la Guardia Civil de Culleredo, el Ayuntamiento optó por destinar efectivos a la noche”, insiste Ferreiro, al tiempo que elogia el trabajo de los agentes del Instituto Armado y solicita que a la administración competente que incremente su número para mejorar el servicio.

Respecto a las patrullas que se realizan a pie, el Ayuntamiento cullerdense afirma que las nuevas incorporaciones permiten incrementar las labores de prevención de seguridad ciudadana. Así se efectúa, según Ferreiro, un trabajo presencial en las zonas urbanas que fortalece la relación con los vecinos.

Incluso en función del diseño del cuadrante de cada momento, la Policía Local podrá destacar a una patrulla a pie en los núcleos urbanos de O Burgo, Fonteculler o Vilaboa.

Por su parte, el regidor felicitó a los nuevos agentes y auguró que contagiarán su “ilusión y ganas de trabajar”.

Culleredo critica la falta de agentes de la Guardia Civil para vigilar de noche