La lluvia provoca desprendimientos de tierra y que los ríos del área se desborden

Copia de El Ideal Gallego-2016-03-31-014-c839680e
|

Aunque la “zona cero” del temporal de ayer fue el centro urbano de Sada, los municipios del área metropolitana también sufrieron los rigores de la intensa lluvia.
Los más damnificados fueron los municipios de Oleiros, Cambre, Culleredo, Bergondo y Carral. El Gobierno local cambrés movilizó a todos los efectivos de Protección Civil, Policía Local y del departamento de Obras que tuvieron que enfrentarse a desprendimientos de tierra e inundaciones derivadas del desbordamiento de los ríos Gándara, Brexo y Mero.
Los agentes policiales se vieron obligados a realizar cortes de tráfico en lugares como A Barcala o A Seara, en el túnel que atraviesa la autopista AP-9.
Otro municipio especialmente afectado fue Oleiros ya que, como indicó el alcalde, Ángel García Seoane, los pequeños riachuelos de la zona se desbordaron y provocaron inundaciones en zonas urbanizadas como Mesón de Auga, en San Pedro de Nós, o Mera.
También el Gobierno de Culleredo tuvo que establecer un dispositivo especial de seguridad. Los desbordamientos de ríos como el Valiñas obligaron a efectuar cortes de carreteras. La caída de taludes de tierra por la acción de la lluvia se produjo en núcleos como la calle Cacabelos, en O Burgo, Cornedo, San Cosme o Donepedre. Asimismo, se produjeron accidentes de tráfico. Uno de los más aparatosos tuvo lugar en la autopista AG-55, en Arteixo, donde un vehículo quedó totalmente destrozado. En Bergondo, uno de los accesos a la autopista AP-9, en el núcleo de Guísamo, tuvo que ser cerrado a la circulación debido a la cantidad de agua que se acumuló en la calzada, lo que suponía un riesgo para los conductores.

La lluvia provoca desprendimientos de tierra y que los ríos del área se desborden