La policía gallega lamenta la "pérdida irreparable" de la compañera Vanessa

Familiares, compañeros y amigos de la agente Vanessa Lage, en el entierro celebrado en Guitiriz Eliseo Trigo

Centenares de policías de las organizaciones sindicales SUP, CEP, UFP y SPP, unidos por el dolor y la tragedia, han guardado hoy dos minutos de silencio en toda Galicia por la "pérdida irreparable" de su compañera Vanessa Lage, fallecida el viernes en un atraco frustrado a un banco en Vigo.
En las ciudades gallegas de Lugo, Santiago, A Coruña y Vigo se procedió a la lectura de un manifiesto conjunto.
Durante la lectura del escrito, sus compañeros han mostrado públicamente un sentimiento compartido, que es el dolor "por la pérdida irreparable" de su compañera, trasladando todo su cariño a los familiares, allegados y compañeros de la víctima, que son los que, sin duda, "lo están pasando peor en estos momentos".
Además de mandarle "ánimo y apoyo" al compañero de la agente fallecida, para que se recupere de sus graves heridas, y a la subdirectora de la sucursal bancaria atracada, que también resultó herida.
"Queremos reconocer su valía", insiste el manifiesto, además de "homenajear a aquellos que dan su bien más preciado, su vida, por defender la seguridad de los demás".
Asimismo, el encargado de la lectura de ese comunicado indicó que los policías son "conscientes" del "peligro" que lleva inherente el ejercicio de su profesión, pero también indicó que ese riesgo "debe ser minimizado", mediante la actualización de los protocolos de actuación, programas de formación continua y una correcta dotación de medios materiales, con equipos de protección personal.
"No queremos actos solemnes ni homenajes a título póstumo", indicaron los firmantes de ese manifiesto, quienes también reclamaron que la seguridad pública tenga la consideración que se merece como uno de los "pilares del Estado de Bienestar".
En Santiago, un centenar de policías se ha congregado hoy a las puertas de la Comisaría de la capital gallega, presidida por la bandera a media asta en señal de duelo y luto, donde tras los dos minutos de silencio hubo una gran ovación.
Así, el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Alberto Martínez, ha demandado ante los informadores que la Administración dote a sus trabajadores de los medios necesarios para poder realizar su trabajo.
"¿Que esta muerte con un chaleco se podría evitar? No lo sabemos, pero reclamamos y llevamos reclamándolo muchos años, que a cada policía se le debe dotar del chaleco antibalas oportuno", ha indicado Martínez.
En este sentido, este policía ha detallado que "los chalecos se reparten a cuentagotas", ya que de los más de 3.000 agentes de la Comunidad gallega, solo 306, según los datos que les facilita la subdirección general de Recursos Humanos, tienen chaleco antibalas.
Por provincias, en A Coruña, de los 325 chalecos que tenían previsto entregar, hasta el momento solo han adjudicado 120, en Pontevedra 110 de 329, en Ourense 25 de 102 y en Lugo 64 de 16.
"Creo que ya va siendo hora, por parte de la Administración, y me refiero al director general de la Policía y al ministro del Interior, que tienen que tomar las medidas necesarias para que eso no vuelva a ocurrir", ha incidido Martínez, y ha añadido, que, de no ser así, que dimitan y dejen paso a otras personas que realicen su trabajo.
Sobre las circunstancias en las que se desarrollaron los hechos en Vigo, Martínez ha dicho que la investigación aún está abierta y que, de momento, no tienen informes "sobre si llevaban o no chalecos".
En Lugo, un centenar de agentes se congregaron ante la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Lugo y, en A Coruña, otros tantos agentes han recordado que ahora es momento de esperar al resultado final de las investigaciones para esclarecer los hechos.

La policía gallega lamenta la "pérdida irreparable" de la compañera Vanessa

Te puede interesar