El alcalde de Ponteceso es el que tiene el salario más elevado de todos los de la Costa da Morte

|

22-2

  redacción > ponteceso

  El Concello de Ponteceso cuenta también con la singularidad de que todos los concejales que forman parte del grupo de gobierno tienen asignado un sueldo como contraprestación a las áreas que tienen delegadas. Así, además de la del alcalde hay asignadas dos dedicaciones más, las de los concejales Óscar Rey Calo y José Pose Facal, cada uno de los cuales percibe 31.000 euros brutos al año. Por su parte, la retribución anual para los otros cinco ediles del PP es de 6.960 euros.
El regidor pontecesano, José Luis Fondo, es asimismo el que más cobra de toda la Costa da Morte. Sus 49.000 euros brutos al año superan ligeramente a los 48.278 que cobra su homólogo larachés, José Manuel López Varela. En este municipio hay otros cuatro concejales con dedicación, que son José Ramón Martínez, Jesús Souto Pena–, ambos perciben un salario bruto anual  de 30.000 euros–, Patricia Bello Canedo y Rocío López Rey, que cobran 3.000 euros menos al año que sus compañeros de partido.
De esta forma, la suma de los salarios de los políticos laracheses alcanza los 163.551 euros, cantidad que si se divide entre los 11.200 habitantes con los que cuenta el municipio, se obtiene que la carga económica por habitante es de 14,59 euros.  
La tercera posición en el ránking de retribuciones de los alcaldes de la Costa da Mortes es para Manuel Muiño Espasandín, regidor nacionalista de Zas que gana 48.000 euros al año. En este municipio también cuenta con dedicación Óscar Lema, con 37.884 euros, por lo que la carga de los sueldos de los políticos por habitante es de 16 euros.
Puestos destacados en el ránking de retribuciones, también los ocupan los regidores de Cabana (45.500 euros), Dumbría (45.000), Fisterra (45.000) o Muxía (44.800).
En el caso cabanés, además del alcalde hay un concejal con dedicación, Carlos Allo, que cobra 29.400 euros brutos al año, con lo que la carga por habitantes es de 15.46 euros. Muxía cuenta igualmente con otra dedicación, la de Irma García (25.200 euros), y una carga por habitante de 12,91euros; lo mismo que ocurre en Fisterra, en donde el edil de Cultura Santiago Insua cobra 27.000 euros anuales, con lo que la aportación por habitante para órganos políticos en este municipio es de 15 euros.
Antonio Pensado, alcalde de Coristanco, gana 43.080 euros, pero además de él hay otros tres ediles que cobran del Concello: Juan Gacía Velo (24.976 euros), Ángeles Gema Eiroa (17.360) y Clarisa Couto Castro (17.360).
Uno de los que menos cobra de la comarca es el regidor carballés Evencio Ferrero (38.952 euros). En este municipio, pese a contar con otras cuatro dedicaciones, la repercusión por habitante del salario de los políticos no llega a los 6 euros.  
Finalmente, los alcaldes que menos sueldo tienen son los de Camariñas, Manuel Valeriano Alonso de León (35.153) y Laxe, Antonio Carracedo (33.218).


 

El alcalde de Ponteceso es el que tiene el salario más elevado de todos los de la Costa da Morte