Las críticas de Joan Tardá a Quim Torra agravan las divergencias entre los socios del independentismo

GRAFCAT7166. IGUALADA (BARCELONA) (ESPAÑA), 25/05/2020.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i) saludado por un Mosso d'Esquadra este lunes a su llegada al ayuntamiento Igualada donde se reúne con los alcaldes de la Conca de Ò
|

Las críticas del exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardá al presidente de la Generalitat, Quim Torra, han echado más leña al fuego de las divergencias entre los socios de gobierno independentistas en Cataluña.

Tardá, que ya no tiene responsabilidades de alto nivel en ERC pero que sigue siendo una de las voces más escuchadas –y a menudo polémicas– dentro de su espacio, publicó un artículo en “El Periódico” titulado “Más junquerismo y menos torrismo”, en el que cargó contra la estrategia del “nacionalismo posconvergente” y pide al mismo tiempo “más pablismo y menos sanchismo” en España.

Refiriéndose a JxCat, Tardá denuncia que mientras pacta con el PSC en la Diputación de Barcelona para evitar que gobierne ERC, se aferra al “conflictivismo simbólico estéril y al conservadurismo”, ignorando “la realidad del país” y la “perentoria necesidad” del independentismo de “conseguir en el próximo ciclo electoral un avance significativo de apoyo popular”.

 

Réplicas

Desde Twitter, el propio Torra replicó con enojo a las consideraciones de Tardá: “Estimado amigo, estoy acostumbrado a casi todas tus pirotecnias verbales, pero esto del ‘torrismo’ me ha dejado perplejo”. “Y equipararlo al ‘sanchismo’ supera los límites de mi imaginación. No acostumbro a ver la vida en clave española. Fácil, yo quiero la independencia. ¿Y tú?”, le espetó Torra.

También se refirió a ello el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en un encuentro telemático organizado por el Colegio de Periodistas de Cataluña, la Asociación de Periodistas Europeos y la Oficina del Parlamento Europeo de Barcelona.

Puigdemont dijo “quien habla por ERC es la ejecutiva” del partido y sus actuales líderes, por lo que las opiniones de Tardá son “legítimas” pero no hay que “confundirlas” con la opinión de Esquerra, e insistió en que en el flanco del independentismo “hacen falta todas” las voces diversas de este espacio.

Al preguntársele si hay que convocar elecciones en Cataluña, dejó claro que no le toca a él decidirlo porque es una prerrogativa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, un tema que “puede interesar a los cuarteles generales de algunos partidos, pero a los ciudadanos les preocupa que las cosas funcionen bien” dada la emergencia sanitaria.

 

Convocatoria

Ante el riesgo de que el Tribunal Superior (TS) marque la convocatoria de elecciones si inhabilita a Torra, Puigdemont recordó que este tribunal ya impidió su investidura y también la de Jordi Sánchez y Jordi Turull: “Llevamos dos años y medio en los que la política catalana está interferida por el TS. Queremos liberarnos, y la mejor forma de hacerlo es mantener la agenda política que el presidente crea que debe mantener”.

Por otra parte, el exconseller y ahora eurodiputado de JxCat Antoni Comín afirmó ayer que a ERC le faltó “astucia” a la hora de negociar con el PSOE a principios de año, ya que facilitó la investidura de Pedro Sánchez “a cambio de nada”.

Comín, que fue conseller de Salud a propuesta de ERC en el Govern de Puigdemont que organizó el referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017, ha recordado que ya fue crítico con los republicanos cuando permitieron la investidura de Sánchez y, ahora, constata que los argumentos que expuso entonces se han visto “ratificados”. “Si había que investir a Pedro Sánchez, se podían obtener unos réditos y ventajas políticas mucho más fuertes que los que se consiguieron”, señaló Comín.

Según el antiguo conseller, “la negociación de una parte del independentismo no se planteó de manera eficaz ni de manera inteligente”, porque dieron a Sánchez la investidura “a cambio prácticamente de nada”.

ERC arrancó el compromiso de poner en marcha una mesa de diálogo sobre Cataluña que, según Comín, “ya se ha visto que políticamente aún no es nada”.

“En política, cuando tienes un capacidad de negociar debes utilizarla con un poco más de fuerza y de astucia. Y no se utilizó ni la fuerza ni la astucia”, dijo Comín, que lamentó la falta de una negociación conjunta de todas las partes con el PSOE.

Las críticas de Joan Tardá a Quim Torra agravan las divergencias entre los socios del independentismo