El Cerceda pasó el rodillo ante el Ribadeo

Copia de Deporte Campeón-2014-09-01-018-2de683c9
|

Impecable. Seis goles a favor, solo uno en contra. Ninguna amonestación, seis del rival. Y, sobre todo, fútbol de salón en algunas fases del partido. El Cerceda pasó el rodillo  contra el Ribadeo y lo hizo marcando goles (hasta seis) de todos los colores. La vistosidad del juego del equipo de Lemos se acentuó con la entrada al campo de Peloto.
En media hora, Peloto hizo las delicias de los aficionados del Cerceda que se dieron cita en O Roxo. Tal vez, también de los seguidores que se desplazaron del Ribadeo (si les gusta el buen fútbol, claro está).
Primero provocó una falta en el costado derecho que acabó con el gol de Angeriz (3-1) tras el saque potente de Herbert. El central enganchó la bola muerta en el área pequeña.
Seis minutos después, Peloto dio un brillante pase interior a Cano, que no marcó a la primera, pero sí definió tras el rechace de Kiko en el uno contra uno. 4-1.
Por si había dudas de la finalidad del juego del Cerceda (ni atar el partido, ni conformarse con el resultado, ni dosificar ni nada por el estilo), Cano y Peloto intercambiaron los papeles del cuarto gol y en el quinto fue Peloto el que culminó la jugada.
El propio Peloto, pero a pase de Herbert, en una acción muy similar a la de los dos goles anteriores, cerró, de una vez por todas, el marcador. De nuevo, se plantó solo ante Kiko y, de nuevo, volvió a marcar. 6-1. Fueron once minutos en los que el Cerceda marcó cuatro goles.
Antes de todo eso también hubo fútbol. En el primer tiempo, nada más empezar, Dani abrió la lata. Conducción de Cano por la banda izquierda colándose hasta la cocina, pase raso con la zurda al corazón del área pequeña y el ‘9’ rojiblanco empujó a la red.
La reacción del Ribadeo, en un despiste de la defensa local, se tradujo en un mano a mano de Javi Pérez con Rumbo. El portero juvenil resultó vencedor con un despeje y su compañero Angeriz ejerció de salvador sacando el balón sobre la línea tras un segundo remate en la misma jugada.  
Dani tuvo dos ocasiones más en el primer tiempo. La más clara, de volea, a pase de Herbert. Kiko desvió el cuero. El portero del Ribadeo no tuvo la misma fortuna con el cabezazo de Cano (minuto 25) a centro de Herbert desde la izquierda. Fue el 2-0.
En el inicio del segundo período, el Ribadeo recortó distancias y provocó la incertidumbre en los minutos posteriores. Santi lanzó un córner desde la izquierda y Dapo cabeceó superando a Rumbo desde el segundo palo. 2-1 en el minuto 48. La ilusión le duró diez minutos al Ribadeo. Ya saben, hasta que entró Peloto.

El Cerceda pasó el rodillo ante el Ribadeo