Intentan ocupar una casa abandonada en Meicende a través de un butrón

|

Dos personas alquilaron una casa en las inmediaciones de la travesía de Meicende. Lo que su casero seguro que no llegó a sospechar es que sus inquilinos tenían la intención de utilizar la casa de al lado que está abandonada. La manera en la que decidieron tratar de ocupar el inmueble de al lado fue a través de un butrón que realizaron en la propiedad que tenían alquilada.

Un vecino fue quien se percató de que algo raro ocurría en esta zona. La intensidad de los ruidos, puso en alerta a este vecino que se encargó de llamar a la Policía Local de Arteixo.

Cuando los agentes se personaron en la zona, descubrieron que el alboroto procedía de un edificio en particular en el que habían realizado un agujero de considerables dimensiones.

 Los agentes lograron identificar y detener a dos jóvenes como supuestos autores del intento

Identificación > Una vez que los policías constataron los hechos, se encargaron de identificar y detener a dos hombres que responden a las iniciales J.T.M. y B.R.V.

Como explican desde la comisaría arteixana, los dos sujetos tenían la intención de ocupar una casa abandonada que tenía la puerta y las ventanas tapiadas para evitar posibles allanamientos de la propiedad en cuestión.

Uno de los aspectos que destacan desde la Concejalía de Seguridad, es que, en previsión de que se pudieran dar ocupaciones de inmuebles abandonados, debido en gran medida a la problemática que podría producirse con el desmantelamiento definitivo del poblado charolista de Penamoa, inciden desde el Ayuntamiento.

En este sentido, recuerdan que muchas de las invasiones de viviendas abandonadas se producen para convertirlas en puntos de venta de droga, en el caso de la ocupación frustrada de Meicende, los agentes desconocen si éste era el propósito de los detenidos.

El Ayuntamiento decidió incrementar el control policial en diversos lugares y parroquias de Arteixo. De este modo, en núcleos como Meicende se ha incrementado el número de patrullas a pie y, como explican desde el gobierno local, el objetivo último es que haya cuatro policías municipales de forma constante.

Sobre el aumento de la presencia policial en las calles arteixanas, desde el gobierno local apuntan que esta situación ha sido posible después de reorganizar el servicio de los agentes.

Con ello, el nuevo cuadrante ha establecido que tres policías que realizaban servicios administrativos salgan a patrullar, una vez que se ha potenciado la vigilancia a pie. Con esta medida, han logrado que en los núcleos haya 12 policías por las mañanas y diez en horario de tarde y por la noche.

 

 

Intentan ocupar una casa abandonada en Meicende a través de un butrón