Ferreiro cree que no habrá moción de censura a pesar del “toque de atención”

05 febrero 2017 A Coruña.- El pleno abre la puerta a presentar la moción de censura contra el alcalde El público exhibe diferentes carteles al entrar el alcalde, Xulio Ferreiro y sus concejales en el salón de plenos
|

Xulio Ferreiro está tranquilo pocos días después de haber perdido la confianza de la corporación municipal porque cree que el PP y el PSOE no se pondrán de acuerdo para presentar una moción de censura. A pesar de haber recibido este “toque de atención o correctivo”, su único temor es que la dirección estatal del Partido Socialista pretenda utilizar A Coruña para hacer “experimentos” en relación a una posible coalición con los populares para hacerse con la Alcaldía. 
El regidor, en declaraciones a La Sexta, puso como ejemplo de su tranquilidad el pleno de antes de ayer. Recordó que durante la sesión el PP envió algún mensaje al PSOE para intentar llegar a un acuerdo pero “con poca convicción” y añadió que parecía “poco creíble” el llamamiento.
Aunque aseguró no descartar “nada”, ni siquiera la moción de censura, destacó que esta opción la ve “improbable” después de escuchar las declaraciones de los últimos días del presidente de la gestora local, Florencio Cardador, y del edil José Manuel García, que rechazaron esta posibilidad a corto y medio plazo. 
Además, cree que la mayoría de votantes y de militantes del Partido Socialista “no apoyarían una gran coalición” con el Partido Popular. “Sigo trabajando con las luces largas, con los retos hasta el final de mandato y no me planteo otra posibilidad”, añadió.

ferraz
Sin embargo, Ferreiro dejó algunas puertas abiertas a posibles alternativas, que según él llegarían bien por decisiones que se tomen desde Madrid o por los problemas de cohesión que existen en el seno del grupo municipal socialista.
“En estos días se me pasaba por la cabeza que alguien en Ferraz puede pensar que es buena idea hacer experimentos en un lugar como A Coruña, que es un lugar lo suficientemente grande”, repitió el regidor en un par de ocasiones en relación a que socialistas y populares puedan llegar a pactar para apartar a la Marea Atlántica del poder en María Pita.
Mientras tanto, en relación a los problemas que existen dentro del grupo municipal, Xulio Ferreiro aseguró que estos provocan que sea “muy difícil pronosticar” lo que sucede dentro de la formación local, que acumula casi cuatro semanas sin un portavoz oficial.
“Hay una tensión interna evidente que dificulta la toma de decisiones y que hace que a veces se tomen decisiones que parecen contrarias al sentido común”, afirmó el alcalde, quien ya en otras ocasiones dijo que esta situación dificultaba acuerdos. 
Después de las dimisiones de José Manuel Dapena como portavoz y de Mar Barcón como secretaria general, la herida abierta en la formación se hizo todavía más evidente, con los ediles Fito Ferreiro y José Manuel García –probable nuevo líder– más cercanos a Barcón, y las concejalas Yoya Neira y Silvia Longueira en el otro bando. n

Ferreiro cree que no habrá moción de censura a pesar del “toque de atención”