Martiño Noriega diagnostica un “cuadro clínico convulso” a Anova y espera que lo supere

13 febrero 2012 página 13 / 15 julio 2012 página 47 / 30 junio 2013 página 26 SANTIAGO DE COMPOSTELA 12/02/12.El Portavoz Nacional de "Encontro Irmandiño" Xosé Manuel Beiras es felicitado por el militante, Martiño
|

La situación de Anova, partido que lidera el histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras, no pasa por su mejor momento. El debate interno ha provocado una división del grupo, negada por la ejecutiva, pero confirmada por diversas voces de la propia formación. El última en unirse a esas voces ha sido Martiño Noriega, hasta hace poco su coordinador general.  
Así, el alcalde de Teo se valió ayer de su profesión de médico para diagnosticar un “cuadro clínico convulso” en Anova, surgido de una de las escisiones sufridas por el BNG tras la debacle de las primeras elecciones autonómicas ganadas por el popular Alberto Núñez Feijóo.
A pesar del cuadro clínico convulso, Noriega puso toda su confianza en que la formación “lo supere”.

“Rock´n´roll”
“El rock’n’roll es así, intenso”, indicó en una entrevista con la Radio Galega, y remarcó que “lo más preocupante es no poder llegar a una síntesis entre la vieja cultura y la nueva. El debate es intenso” y la vida dentro “convulsa” pero la idea es salir con “éxito”, concluyó.
“Si no somos capaces de hacer el camino que empezamos a tejer otros lo harán” avanzó.

"Beiras no es omnipotente"
En lo que respecta al referente de este movimiento, Xosé Manuel Beiras, íntimo amigo suyo, Noriega comentó que “no es omnipotente” y que su relación “está por encima” de estas dinámicas.
“No puedo arrastrarlo a lugares a los que le es complicado ir”, aseveró, para posteriormente confesar que esto no lo querría ni siquiera para una persona a la que no conociese.
“No le podemos pedir la capacidad de resolver políticas culturales en la dinámica de la izquierda”, precisó Noriega de quien recordó que es un “referente” en la política gallega y que está “comprometido vitalmente con la ciudadanía agredida”.
Pudiendo haber adoptado “posiciones más cómodas”, Noriega apuntó que Beiras se puso en la primera línea, en Anova, y como portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), concluyó.

Martiño Noriega diagnostica un “cuadro clínico convulso” a Anova y espera que lo supere