“Para las personas con este síndrome los raros somos nosotros”

Álvarez Folgar es madre de un varón autista susy suárez
|

Uno de los objetivos principales de Aspanaes, en general, y de Álvarez Folgar, en particular, es que la sociedad deje de ver a las personas con síndrome autista como “minusválidos”.

¿Cómo suele reaccionar la sociedad ante las personas con autismo?
Quiero decir antes de nada que  en la mayor parte de los casos es por desconocimiento, pero sí es cierto que hay rechazo. Yo me he encontrado de todo. Me han dicho: “Si su hijo no puede vivir integrado en el mundo tiene que encerrarlo”. Pero también ha venido personas que interactúan con ellos, porque conocen más casos. No obstante, entiendo que haya gente que se sorprenda con su comportamiento. Son directos, no mienten, no entienden los dobles sentidos. Incluso, es más, los raros para ellos somos nosotros, ya que decimos una cosa y hacemos la contraria. Para ellos el mundo es muy raro. El hijo de una amiga mía me decía el otro día: “La gente es muy rara. Hacen cosas extrañas y por eso yo prefiero pasar de ellos. Lo que dicen no es lo que hacen”.

Es decir, ¿para ellos los raros somos nosotros?
Es que lo somos. Pero lo que sí es verdad es que cada vez hay más conocimiento del autista. La gente ya se ha dado cuenta de que son distintos y que, por supuesto, no son peligrosos. Asimismo, es cierto que los padres también los integramos más, los llevamos a más lugares y reconocemos, sin ningún tipo de pudor, que tenemos un hijo autista y eso hace que la sociedad se familiarice. Pero, claro, los padres tienen que tener asumido que su hijo padece este síndrome y no todos los padres tienen esa capacidad.

¿Cómo suelen asumir los padres que su hijo padece autismo?
Hay padres que se avergüenzan, que dicen “que habré hecho yo”. Tienen sentimiento de culpa, incluso llegan a la negación. Y claro, cuanto más pequeños menos se notan las diferencias. “Mi hijo es más pequeño; se retrasa en la evolución, pero no, no le pasa nada”. Existen padres así y poco a poco van descubriendo que su hijo es diferente. Y eso cuesta. Nosotros, por ese motivo, damos apoyo a los padres para que puedan afrontar este tipo de situaciones con garantías.

¿Ser padre de una persona autista puede provocar problemas a la hora de relacionarse o trabajar?
Por supuesto, tu horario tiene que estar dirigido por el de tu hijo. No es como otro niño que puedes dejarlo con cualquiera de la familia, ya que en bastantes casos esta tampoco sabe cómo encarar las situaciones que se le presentan. Muchas madres han tenido que dejar sus trabajos, porque les ha sido imposible conciliar las cargas laborales con las necesidades de sus hijos. n

“Para las personas con este síndrome los raros somos nosotros”