Els lleons de les corts

|

"Nos tienen miedo”, grita Junqueras. Y lo dan, pero no por su arrojo o valor, sino por la sinrazón de su descaro en la impunidad, en el grosero rastro de privilegios que van dejando tras de sí sin fundamento legal ni razón que los ampare.

Cómo no le va a dar miedo a un ciudadano responsable de sus actos ver cómo quienes han cometido delitos tan graves y han sido condenados, en lugar de cumplir la sentencia, ya atenuada, la diluyen en un marasmo de dudosas legalidades que le permiten ir penando en la gloria de una prisión con todos las trazas de hotel con despacho y recibidor de visitas. Una prisión dirigida por sus propios socios, con pase de entrada y salida a trabajar cuando y donde quieran. Y que salgan ahora para ir a hablar de esos derechos y libertades que han querido quebrar y de revoluciones que han traicionado, porque no pasan de ser funcionarios de la revolución que dieron un golpe de estado desde el propio estado, sin otro asco que el de tildarlo de ensayo.

Cómo no va a dar miedo ver cómo el gobierno más “progresista” que hemos tenido no solo os reverencia en vuestra apuesta por la insolidaridad y la desigualdad como idea y norma sino que os celebra en este aquelarre “golpista”.

Claro que dais miedo, como lo da todo aquello que desborda impune la legalidad que disponen las mayorías para imponer la que dictan sus voluntades; constante de todo movimiento totalitario. Ese es el temor, eso, lo que da miedo.


Els lleons de les corts